Periódico elDinero

La Escuela Económica

Hechos que provocarían un déficit fiscal aun mayor

Esteban Delgado Por: Esteban Delgado 0 Compartir 5 de marzo, 2020

Archivado en:


Cada año el Gobierno estima un déficit fiscal (diferencia entre ingresos y gastos) en el Presupuesto General de la Nación, el cual, durante la gestión del presidente Danilo Medina ha oscilado entre RD$75,000 millones y RD$90,000 millones.

Ese déficit anual crece cada año sobre lo estimado, debido a que, de un lado el Gobierno gasta más de lo presupuestado y, de otro lado, las estimaciones de ingresos quedan ligeramente por debajo de lo programado. Entonces, el déficit siempre termina por encima de lo estimado.

Para el Presupuesto de este año el Gobierno estimó un déficit fiscal muy por encima de lo que tradicionalmente programa; incluso, por encima de la proporción en que aumenta sobre lo programado. El déficit de este año es cercano a los RD$111,000 millones.

Se podría pensar que el Gobierno decidió presentar al Congreso Nacional para su aprobación un Presupuesto con déficit superior a lo que, tal vez, realmente va a registrar en el año para “curarse en salud” y evitar la necesidad de someter un presupuesto complementario a final de año para presentar un incremento de su estimación deficitaria.

Esto así, porque este año es electoral y el presidente Danilo Medina deberá entregar el poder el 16 de agosto, ya sea al candidato de su partido, o al candidato opositor, lo cual sería más complicado. En cualquiera de esos escenarios, al Gobierno se le haría difícil presentar al Congreso Nacional una propuesta de aumento del déficit y autorización de más endeudamiento como lo ha hecho el presidente Medina cada año durante prácticamente sus dos períodos de gestión.

Visto de esa forma, puede ser justificable la estimación de déficit por encima de los anteriores, para cerrar el año apegado a lo que establece el Presupuesto aprobado y, posiblemente, con menos gastos y un déficit ligeramente menor al estimado.

Sin embargo, algunos elementos inesperados pudieran alterar esa situación en proporciones no deseadas para el presidente Medina al final de su gestión gubernamental. Se trata de acontecimientos que ya están afectando la economía y posiblemente seguirán surtiendo efectos negativos en los meses por venir.

Entre esos factores está el inicio del año a la baja en turismo. En plena temporada alta, la llegada de visitantes extranjeros se redujo durante el pasado mes de enero. A eso se agrega el reciente registro del primer caso de coronavirus (Covid19) en el país, lo cual se traducirá en una mayor afección sobre el turismo.

Como el turismo es uno de los sectores más dinámicos y de mayores aportes de divisas y de empleos a la economía, es seguro que una caída en la llegada de visitantes será negativa para las estimaciones de crecimiento de este año.

Además, la economía local se ha visto afectada por el ambiente político electoral. En principio habíamos adelantado que siempre, en años electorales, la economía tiende a verse afectada, pero este año la situación apunta a ser mucho peor, por el efecto muy negativo causado por el hecho sin precedente de haber cancelado las elecciones municipales que estaban programadas para el pasado 16 de febrero, lo que ha provocado una crisis político-electoral, aún no superada. Esperamos que la reposición de esas elecciones para el 15 de marzo se desarrolle de forma normal, para recuperar el parte la credibilidad perdida. Pero eso también implica un aumento del gasto público para cubrir la inversión perdida.

Otro factor adverso a la economía y muy relacionado con los anteriores es el incremento de la demanda de dólares en el país. En enero pasado el peso se devaluó en 1.1%, según el Banco Central, además de que las operaciones de compra y venta de divisas aumentaron 12.8% en enero con un monto de US$4,548 millones.

Las causas de esta sobredemanda de divisas son atribuidas por el Banco Central a una situación cíclica propia del primer trimestre de cada año, a los temores por el coronavirus y la incertidumbre por la suspensión de las elecciones municipales.

Lo anterior causará una desaceleración de la economía, con una reducción de los ingresos y un aumento del gasto público que puede superar, incluso, el ya sobreestimado déficit fiscal programado para este año.

¡Suscríbase al boletín!

Suscríbase para recibir en su correo las noticias más importantes sobre economía y finanzas.
SUSCRIBIRME
close-link