Periódico elDinero

Reportajes

Los “sindicatos” de choferes deberán operar como “empresas”

Panky Corcino Por: Panky Corcino Santo Domingo 0 Compartir 25 de febrero, 2020
sindicatos del transporte carga

Como conductores de carros y autobuses en rutas del transporte de pasajeros así como de los camiones y patanas que movilizan mercancías, los afiliados a los denominados sindicatos de choferes se ven envueltos en los accidentes de tránsito que ocurren en las distintas vías del país y que solo en 2018 provocaron al menos 3,006 muertes, según los datos oficiales.

De acuerdo al Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant), en 2018 perecieron 79 personas en vehículos de carga y 20 en autobús, para un total de 99, cifra que equivale al 3.3% de todas las fatalidades. En automóviles el número llegó a 189, un total de 71 personas más que los 118 registrados en 2017.

El presidente de la Confederación Nacional de Organizaciones del Transporte (Conatra), Antonio Marte, reconoce la responsabilidad de los choferes de los denominados “sindicatos” en los siniestros viales, pero asegura que su organización “es en la empresa en que menos accidentes de tránsito hay”.

“Los accidentes de tránsito que hay en las demás empresas se deben a la (falta de) educación, a que muchos sindicatos no hacen la prueba antidoping (a sus conductores afiliados), a que muchos sindicatos no le prohíben a los choferes, vamos a decir, tomarse un trago”, dice.

Señala que el colocar neumáticos usados a los vehículos genera uno de los principales riesgo de accidentes. “Es muy raro que nosotros ‘andemos’ con gomas usadas. No compramos gomas usadas. Es muy raro que una goma se nos explote. También le damos un límite (de uso) y tenemos medidores en las terminales para que ‘el control’ la chequee”.

En 2019 República Dominicana importó 1.5 millones de neumáticos usados, por un costo de US$12.3 millones. Según los datos de la Dirección General de Aduanas (DGA), 5,267 unidades se utilizarían en autobuses o camiones.

Nuevos entraron 2.6 millones, por un costo de US$91.8 millones. Incluían 353,552 para autobuses y camiones.

La directora del Intrant, Claudia Franchesca de los Santos, explica que en el transporte de carga el problema del uso de neumáticos en mal estado “es el principal causal de los accidentes, porque a veces ellos entienden (los conductores) que, como tienen tantos neumáticos, ¿por qué todos tienen que ser nuevos?, pero cuando un neumático de esos falla el camión pierde la estabilidad”.

El diputado Ricardo de los Santos, presidente de la Federación Nacional de Transporte Dominicano (Fenatrado), reconoce que los vehículos afiliados a esa organización utilizan neumáticos viejos.

“Sí compramos gomas usadas, pero solo las usamos en los ejes traseros, en los ejes delanteros no las usamos. Se compran tanto aquí como en el extranjero”, afirma.

Fenatrado, con 90 mil miembros afiliados y unos 30 mil camiones, mantiene su propia supervisión en las carreteras. La organización prometió en 2016 impedir que los vehículos de sus afiliados circularan con neumáticos lisos.

De los Santos reconoce en la falta de educación vial de los conductores una de las principales causas de los accidentes. Sin embargo, entiende que las vías en mal estado y el exceso de velocidad aumentan el riesgo.

“Podemos decir que conforme a las estadísticas los accidentes en camiones, en vehículos de carga, aunque se ven muchos envueltos, miembros de nuestra federación no son tantos”.

Mientras, Claudia Franchesca de los Santos explica que la Dirección General de Aduanas aplica una resolución en la que el Intrant establece la profundidad que deben tener los dibujos del neumático para permitir su entrada. “Si es nuevo y su fabricación data de más de seis años no puede entrar”.

La Resolución número 002-2019 del Intrant, del 25 de febrero de 2019, prohíbe: “el uso e instalación, en los vehículos de motor, de neumáticos no aptos para la circulación, usados, remodelados, recauchutados y caducados, incluyendo los que hayan ingresado bajo el régimen de admisión temporal sin transformación, que no cumplan con las especificaciones técnicas mínimas”.

Entre las características que deben tener se incluye que la profundidad de su relieve debe tener al menos 1.6 milímetros para vehículos livianos y 2.5 milímetros para vehículos pesados.

Claudia Franchesca de los Santos asegura que el Intrant ha desmantelado centros en los que, con una máquina, se estaba creando a neumáticos usados la profundidad de relieve establecido por la resolución.

“Tenemos los vídeos y todo, y tu vez, en el neumático viejo, con una pieza, van dando la profundidad, pero eran neumáticos que ya no cumplían con nada”.

Adiós a los sindicatos

El Gobierno planifica tomar medidas para que el servicio del transporte público sea más seguro para usuarios y peatones. En ese sentido, se propone sacar los carros de conchos de las calles del Gran Santo Domingo, para movilizar a los pasajeros en corredores servidos por autobuses, bajo un sistema en el que los viejos “sindicatos”, que dominan las rutas del transporte público, operen como empresas privadas y se vean obligados a ofertar a los ciudadanos un servicio competitivo.

Como parte del Plan Estratégico Nacional de Movilidad Urbana Sostenible, el Gobierno desarrolla “negociaciones” con los operadores del transporte público de pasajeros, para sustituir los carros del concho por autobuses modernos que brinden un servicio de calidad, eficiente, seguro y sostenible, plantea el Intrant.

El anuncio vaticina un conflicto. Antonio Marte adelanta, con tono irónico: “Claro. Ya nosotros somos empresa. Incluso, el Consorcio Conatra tiene 792 empresas y lo único que estamos esperando para ponerlas a operar, es que el Gobierno determine qué va a hacer que no sea más aguaje y aguaje y aguaje. Más chantaje para el sector”. “Lo que estamos esperando es -sigue- que vengan empresarios de fuera, como dicen, para entregarle las rutas. Ellos dicen eso, y nosotros nos estamos preparando a ver dónde es que el ‘maco tiene la manteca’, que vengan a meter empresarios de ‘fuera’ para querer operar las rutas, eso es lo que ellos tienen que hacer. Que lo hagan”.

Marte asegura que la Conatra tiene 152,000 afiliados e insiste en que educa y toma medidas para evitar accidentes. “Yo no me atengo a que el Intrant vaya a regular a los choferes, los regulamos nosotros”, dice.

En la misma línea se pronuncia el presidente de la Central Nacional de Transportistas Unificados (CNTU), William Pérez Figuereo, quien asegura que su gremio tiene un registro de 110,000 afiliados. Resalta que gracias a su programa “Mujeres al Volante RD”, muchas féminas trabajan en la OMSA, en empresas privadas o como taxistas.

“Alrededor de 20,000 choferes ‘están a pie’ porque se le dañó el carro, chocaron, están enfermos o tienen una edad muy avanzada”, dice. Explica que la CNTU tiene unos 40,000 afiliados trabajando en el transporte público.

Juan Hubieres, de la Federación Nacional de Transporte La Nueva Opción (Fenatrano), rehusó referirse al tema, pese a la insistencia.