Periódico elDinero

La Escuela Económica

¿Cuántos venezolanos entran y salen de República Dominicana?

Esteban Delgado Por: Esteban Delgado 0 Compartir 12 de diciembre, 2019

Archivado en:


El Ministerio de Relaciones Exteriores de República Dominicana acaba de emitir una resolución mediante la cual dispone que, a partir del 16 de diciembre, los ciudadanos venezolanos que deseen ingresar como turistas a República Dominicana deberán dotarse de una visa.

Hasta antes de esa fecha, los venezolanos podían entrar a territorio dominicano sin visa de manera temporal, con solo adquirir una tarjeta de turista y pagar la tasa correspondiente.

Se exceptúan de esta medida los venezolanos con pasaporte diplomático, pasaporte oficial, así como quienes posean visado de Estados Unidos, visa de la Unión Europea, británica o canadiense. Para esos casos, no se les requerirá visa de entrada adicional.

Se ha considerado que la medida tiene el interés de detener lo que se ha considerado como una gran cantidad de entradas de venezolanos que vienen al país como turistas y se quedan trabajando en cualquier área formal o informal, dadas las crecientes necesidades y limitaciones que se vive en esa nación sudamericana.

Es posible que sea así, pero las estadísticas oficiales indican que la cantidad de venezolanos establecidos en República Dominicana no es tanta como aparenta. Más bien, se puede decir que vienen muchos, se quedan períodos cortos trabajando y luego retornan, quedándose de forma permanente una minoría.

Para tener una idea de esto, es necesario revisar las publicaciones que, sobre la entrada y salida de venezolanos por vía aérea, publica el Banco Central en el conjunto de sus estadísticas sobre el sector turístico.

En el caso de los venezolanos, se puede intuir que la mayoría entra al país por vía aérea, pues, aunque somos un destino de cruceros, resultaría muy costoso para un ciudadano de ese país contratar un paseo marítimo de esa naturaleza para quedarse en territorio dominicano.

En los últimos diez años, es decir, desde 2010 hasta octubre de 2019, han entrado por la vía aérea a territorio dominicano 1 millón 550 venezolanos, mientras que para ese mismo período han salido del país 970 mil 32 ciudadanos de esa nación sudamericana.

Esto indica que, en una década, se habrían quedado en territorio dominicano 30 mil 518 venezolanos. ¿Eso es mucho? Tal vez si, tal vez no. Pero eso es lo que indican las estadísticas oficiales.

Esas estadísticas muestran que el año en que mayor cantidad de venezolanos se habrían quedado fue el 2016 cuando entraron al país 170 mil 713 y salieron 161 mil 636, por lo que 9 mil 77 venezolanos no salieron del país ese año.

Luego está el presente 2019, donde hasta octubre habían ingresado 82 mil 205 y salido 75 mil 429, para una diferencia de 6 mil 776 venezolanos que se habrían quedado aquí. Algo parecido ocurrió en 2017, donde hubo una diferencia de 6 mil 120 venezolanos que no salieron del país cuando entraron 109 mil 734 y salieron 103 mil 614.

Entre los años 2012 y 2014 el promedio anual de venezolanos que se quedaron en territorio dominicano fue de alrededor de 2 mil 200.

El hecho de que en una década la diferencia entre venezolanos que entran al país y los que retornan a su nación sea de 30 mil 518, indica que en el país se estarían quedando en promedio poquito más de 3 mil venezolanos cada año, lo cual no parece ser demasiado, si consideramos la difícil situación económica que viven sus habitantes y la “percepción” de una enorme presencia de ellos en las calles, centros comerciales, y otras localidades del país.

En cualquier caso, las autoridades de Relaciones Exteriores del país tienen todo el derecho de establecer mecanismos de control en cuanto a la inmigración de ciudadanos de otros países y, aunque parezca injusto, no es irracional el reclamo de visado a los venezolanos que deseen venir al país, más si se toma en cuenta que muchos entran como turistas y se quedan trabajando de manera ilegal, incluso, desplazando a dominicanos y hasta a haitianos, de puestos laborales en su mayoría de la informalidad.

Así de diligentes deberían ser nuestras autoridades para establecer controles migratorios, con ciudadanos de otras naciones que vienen aquí sin ningún control, muchas veces con la intención de realizar actividades insanas.

¡Suscríbase al boletín!

Suscríbase para recibir en su correo las noticias más importantes sobre economía y finanzas.
SUSCRIBIRME
close-link