Periódico elDinero

AIRD

Almuerzo Anual de la AIRD: el más importante foro del sector industrial dominicano Fue escenario para exhortar un consenso sobre una agenda en torno a los desafíos que trae la Cuarta Revolución Industrial

Santo Domingo 0 Compartir 21 de noviembre, 2019
almuerzo anual aird

Cada año la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD) realiza un almuerzo en el que se dan cita más de 600 destacados industriales, dirigentes empresariales y sociales de todo el país, funcionarios del Gobierno, miembros del Congreso Nacional, autoridades municipales, entre otros representantes de la sociedad.

En este 2019 se entregaron dos galardones tradicionales de la AIRD: el Galardón al Mérito Industrial, a don José Manuel Paliza, y el Galardón a la Labor Institucional en Apoyo al Sector Industrial, entregado a la Comisión Permanente de Industria, Comercio y Zonas Francas del Senado de la República Dominicana.

Además, se entregó, por primera vez, el Galardón Nacional a la Industria Dominicana, resultando seleccionada Casa Brugal.

En el marco de esta actividad, el presidente de la AIRD, Celso Juan Marranzini, al pronunciar las palabras centrales del evento, describió los retos del sector y la necesidad de seguir trabajando en conjunto el sector público y privado, incluyendo a las próximas autoridades que resulten del proceso electoral, con los ojos puestos en una misma dirección: el desarrollo económico sostenible de República Dominicana.

Presentamos a los lectores de elDinero algunos de los planteamientos más importantes del presidente de la AIRD.

1) A pocos meses de la celebración de procesos electorales de los cuales resultarán un nuevo gobierno, un nuevo congreso y nuevas autoridades municipales, es necesario que las propuestas del sector privado que fortalecen el camino hacia la 4ta. Revolución Industrial sean conocidas.

Hace siete años el presidente Danilo Medina, en el marco del 2do. Congreso Industrial, reconoció la importancia del sector para el país y su compromiso a favor de un diálogo constructivo para enfrentar los grandes retos de ese momento.

2) La AIRD, al igual que como lo ha hecho con las presentes autoridades, seguirá trabajando de la mano con las nuevas autoridades en temas fundamentales para el desarrollo productivo nacional.

3) Somos conscientes que el rol del sector privado es hacer propuestas y ponerlas a disposición de quienes diseñan políticas públicas, buscando el mejor interés de la nación.

4) Creemos que la mejor forma de impulsar la transformación necesaria, por parte del gobierno, es a través de una estrategia integral que se enfoque en alinear varias políticas en pro de un mismo resultado.

5) Debemos dirigir las políticas de educación y de innovación con el fin de contar con el talento humano preparado para enfrentar los retos que trae la industria 4.0.

6) Es importante diseñar una política ambiental que apoye el desarrollo de forma sostenible.

7) Del mismo modo, hay que establecer una política de comercio e industria que nos permita aprovechar los mecanismos de integración regional y de comercio vigentes; así como propiciar una infraestructura física idónea para producir y movilizar con eficiencia bienes o servicios.

8) Es necesario seguir trabajando para superar el frustrante y precario servicio eléctrico.

9) Desde el sector privado debemos contar con una clara visión y deseo de movilizarnos hacia los sectores económicos sobre los cuales haya una ventaja competitiva con relación al mundo, pasando de receptores pasivos de los países industrializados a sectores activos en la industria 4.0.

10) Ante los numerosos cambios disruptivos se hace imprescindible fortalecer la industria nacional, y así no vernos enfrentados a problemas de prosperidad, disminución de la contribución del sector industrial a la economía nacional, desaparición de empleos y empresas, constantes conflictos sociales debidos al incremento de la desigualdad y la exclusión.

11) Se debe superar la nula inversión pública y privada en Investigación, Desarrollo e Innovación, y trabajar en conjunto para aumentar el talento laboral para las nuevas tecnologías.

12) La preparación adecuada, como sector y como país, abrirá oportunidades para generar mayor productividad, más exportaciones, mayor valor agregado, más empleos de alta cualificación y, en definitiva, un país con mayor competitividad, más oportunidades, una mayor inclusión social para las nuevas generaciones de dominicanos y dominicanas.

13) República Dominicana puede aprender de países como Alemania cuyas políticas públicas han jugado un papel destacado en el estímulo a la formación de redes de investigación y desarrollo; en la orientación de la manufactura digital hacia la interconexión de productos, cadenas de valor y modelos de negocio; en fortalecimiento del aprendizaje continuo de los trabajadores; en el reforzamiento de alianzas entre el sector público y el privado; y en la creación de fondos para financiar y apoyar la Industria 4.0.

14) Podemos tomar como guía a Estados Unidos que se ha focalizado en los últimos años en desarrollar el Programa de Manufactura Avanzada. O China que en el 2015 el gobierno lanza la iniciativa Made in China, con la intención de fortalecer el sector manufacturero, apostando por la manufactura inteligente y la consolidación de la industria 4.0. O de España, que en el 2017 lanzó el nuevo Plan de Industrialización “Basque Industry 4.0”, con el fin de guiar las actuaciones del gobierno en materia de política industrial. El plan asume el modelo de Industria 4.0, distinguiéndola como “una industria más competitiva en una economía del conocimiento”.

15) Es muy importante que nos enfoquemos en los problemas fundamentales del país y en una visión de desarrollo común, no en discusiones derivadas de coyunturas políticas que generalmente contribuyen a crear un ambiente de incertidumbre.

16) Para la AIRD es necesario afirmar lo que se está haciendo bien, corregir aquellas deficiencias que todavía constituyen retrancas para el avance de la producción y, sobre todo, empujar juntos, gobierno, academia, trabajadores, legisladores e industrias, la locomotora que llevará al país hacia la 4ta. Revolución Industrial.

17) La visión de quienes procuren asumir el primer cargo ejecutivo de la Nación es indispensable para el desarrollo productivo. En ese sentido, la AIRD tiene previsto, en el marco del 3er. Congreso de la Industria, contar con la participación de los candidatos a la presidencia que, en los primeros meses del 2020, tengan por lo menos el 15% de las preferencias del electorado en tres importantes y reconocidas encuestas nacionales.

18) Para la AIRD, se requiere la convergencia de miradas distintas. Definir los objetivos de política industrial y alcanzarlos no es posible sin una agenda común del sector público y privado, sin diálogo y sin alianzas.

¡Suscríbase al boletín!

Suscríbase para recibir en su correo las noticias más importantes sobre economía y finanzas.
SUSCRIBIRME
close-link