Periódico elDinero

Industria

Marranzini: “China debe ser parte del esfuerzo exportador” Reto: explotar nichos de mercado donde la industria nacional tenga más ventajas

celso juan marranzini

La diversificación industrial que ha conllevado la constante innovación y que potencializa el incremento del comercio en República Dominicana, constituye un reto para los industriales al momento de gestionar las exportaciones nacionales.

Esto se suma a la necesidad de desarrollar nuevas estrategias comerciales con mayor competitividad nacional e internacional que aporte al crecimiento del entorno económico y social del país.

El reto para los industriales, según Celso Juan Marranzini, presidente de la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD), está en identificar y explotar nichos de mercado donde la industria nacional tenga potencialidades y mayores ventajas.

Marranzini indica que es una tarea que debe ser abordada de modo permanente, sistemática, y a la par con otros actores involucrados en el encadenamiento productivo industrial.

Resalta que el trabajo conjunto de las autoridades y del sector empresarial es clave para que estas oportunidades se conviertan en realidades e impacten positivamente en la balanza comercial de República Dominicana.

“Estamos llamados a pensar continuamente sobre nuestros objetivos como país en términos de inversiones, empleos, exportaciones, tecnología y cooperación”, señala.

Asimismo, pondera la necesidad de tener una visión “clara y franca” sobre lo que el país decida hacer, en términos de comercio, tomando en cuenta las relaciones comerciales y diplomáticas con Estados Unidos para no afectar esos vínculos.

Relaciones diplomáticas

En cuanto a explorar nuevos nichos de mercado internacional, Marranzini identifica varias áreas en el mercado chino, en especial para las zonas francas, uno de los principales motores de la economía dominicana.

“Se trata, expresaba el Gobierno y así lo creemos, de una nueva etapa en la política exterior dominicana, con consecuencias económicas y comerciales, y ante la cual debemos estar atentos para aprovechar oportunidades, sacar aprendizajes y trabajar en conjunto”, dice.

El ejecutivo recuerda que República Dominicana tuvo que romper relaciones con Taiwán para llegar a un acuerdo con China y poder expandirse en mercados internacionales. Destaca que el país le debe mucho a las relaciones de décadas con Taiwán.

Sin embargo, no es posible mantener relaciones diplomáticas con ambas naciones. Los nexos diplomáticos con China “son sumamente importantes porque en estos momentos el país se puede convertir en un punto intermediario de la manufactura china hacia el mercado de América”, dice.

Visualiza la actual diferencia en Estados Unidos y China como una oportunidad para inversionistas chinos que deseen seguir colocando sus productos en el mercado estadounidense y que podrían hacerlo produciendo desde el país.

Marranzini indica que el desbalance comercial entre China y República Dominicana es inmenso y que algunas de las exportaciones a la República Popular China se deben gestionar, porque se trata de la segunda economía global que tiene una base manufacturera y exportadora líder a nivel mundial.

Informa que, por cada US$25 importados, el país exporta aproximadamente un dólar. Es por eso que entiende, que “el enfoque comercial de nuestra política exterior deberá ser de cómo podemos exportar más bienes y servicios a la segunda economía del mundo, y no de cómo vamos a facilitar el acceso de bienes chinos a nuestro país”.

El empresario pondera que toca analizar las realidades económicas. China es el segundo origen más importante de las importaciones dominicanas (unos US$2,500 millones por año), lo cual “parece bueno”, según el presidente de la AIRD, para los consumidores y para las empresas que compran insumos de China, pero “no tan bueno” para quienes compiten con importaciones chinas.

La perspectiva para lograr un equilibrio es que las exportaciones hacia el país asiático se incrementen, así como que crezca el flujo de turistas desde ese país, crezca la cooperación brindada y los proyectos conjuntos.

Estructura de mercado asiático

Marranzini destaca que China, además de tener el sistema bancario con mayores depósitos del mundo, tiene una población con una demanda creciente de productos. Su territorio es tanto destino como origen de algunas de las empresas más innovadoras del mundo, en campos que van desde la inteligencia artificial hasta las ciencias de la salud, sostiene.

Entiende que el acercamiento diplomático de República Dominicana a China debe ser convertido en una ventana de acceso para los exportadores dominicanos.

Además, puntualiza que la prioridad del país debe ser la de trabajar para incrementar las exportaciones, sea a China o cualquier otro país.“El país asiático debe ser parte integral de este esfuerzo exportador”, insiste.

¡Suscríbase al boletín!

Suscríbase para recibir en su correo las noticias más importantes sobre economía y finanzas.
SUSCRIBIRME
close-link