Periódico elDinero

Finanzas

Ernesto Selman: la deuda no se paga con estadísticas; es con ingresos fiscales El economista deplora que en los últimos seis aumentara en US$6,000 MM

Panky Corcino Por: Panky Corcino Santo Domingo 0 Compartir 20 de agosto, 2019
ernesto selman

“Por lo que acaba de decir José Luis Actis, todo está bien: podemos seguir tomando prestado y no tiene sentido hacer este debate. Tengo una percepción diferente. Se ha expuesto sobre el manejo de la deuda, pero no sobre su costo. Sobre cuánto nos cuesta a los dominicanos, en base a nuestros impuestos, pagar y servir esa deuda y cómo se ve eso hacia el futuro”.

Con estas palabras respondió Ernesto Selman, del Centro Regional de Estrategias Económicas Sostenibles (CREES), a los planteamientos de José Luis Actis, asesor económico del Ministerio de Hacienda, durante el conversatorio sobre la deuda pública organizado en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM).

Selman deploró que solo en los últimos seis meses, la deuda pública consolidada de República Dominicana aumentó en US$6,000 millones. “No puede ser que en seis meses hemos tomado casi seis mil millones de dólares y alguien se pare olímpicamente a decir que no pasa nada, y que podemos seguir tomando prestado”, dijo, aunque aclaró que su crítica no tenía un “carácter personal”.

Insistió en que la tendencia de la deuda en República Dominicana “no es saludable” y, además, se puede discutir “si es sostenible o no”.

“El ser humano se acostumbra a hacer una cosa de una manera y se olvida de otra manera de hacerlo. En 1990 la deuda pública se redujo en 18%. Ahora tenemos una generación de dominicanos, asumiendo deuda tras deuda, años tras años y se está asumiendo que todo el mundo lo hace”, dijo.

Sostuvo que el país tiene la posibilidad de cambiar la tendencia a endeudarse si existiera voluntad de enrumbar una política económica distinta. Recordó que desde 2000 se aumenta el déficit con un gasto público mayor que lo planificado, con excepción de 2007, cuando se aprobó un presupuesto equilibrado, pero que incluso en ese año el Banco Central tuvo que seguir tomando prestado.

Explicó que para 2000 la deuda del sector público consolidado era US$4,447.9 millones y para junio de 2019 había aumentado en un 968.2% (US$47,513.2 millones). “Se ha casi duplicado en los últimos ocho años”. Recordó que algunos economistas han demostrado que algunos países entran en cesación de pagos tendiendo un porcentaje de deuda menor al 50% de su PIB.

pc ed 232

Planteó que con un 36% de su PIB en deuda, República Dominicana enfrentó dificultades en la década de 1980. “Es que la deuda no se paga con estadísticas. La deuda no se paga con PIB. Se paga con dinero que recibe el Gobierno a través del cobro de impuestos”, acotó.

Reconoció que el PIB sigue creciendo, pero con una formalidad de 50% a 60% en la actividad económica, algo que no necesariamente significa nuevos ingresos tributarios. “No podemos quedarnos conforme con que el 41.4% del PIB en deuda, porque es que no se paga deuda con estadísticas”, retomó. Su mayor preocupación, expuso, se debe a que para 2018 República Dominicana pagaba el 24.1% de sus ingresos tributarios al pago del servicio de la deuda. En la región lo superaban Argentina (24.4%), Costa Rica (28.6%) y Brasil (30%).

Para junio de 2019 el CREES estima que el país debe destinar el 23.5% de sus ingresos tributarios al pago de intereses.

En su disertación Selman dejó claro su alto nivel de escepticismo sobre el enfoque de los organismos multilaterales con respecto al nivel de deuda de República Dominicana. “Yo no les tengo muchas confianza a ellos. Yo sé cómo funcionan los organismos multilaterales. Yo no confío en los organismos multilaterales, ni en el Fondo Monetario, ni en el Banco Mundial, ni el BID, porque son organismos políticos”.

“Yo representé a República Dominicana ante el BID. Es decir, yo sé cómo eso se ha hace, yo lo he hecho. Yo he representado políticamente al país en uno de esos organismos. Los dueños, son los países, cuando se hace una asamblea de accionistas, son los gobernadores de bancos centrales y los ministros de Hacienda o de Economía que van a esas asambleas de accionistas; o sea, yo he estado ahí, no me lo han contado, son organismos políticos”, insistió.

“A menos que haya un desastre muy grande, como Argentina, a usted no lo tocan. Si hace default le caen encima”, dijo.

¡Suscríbase al boletín!

Suscríbase para recibir en su correo las noticias más importantes sobre economía y finanzas.
SUSCRIBIRME
close-link