Periódico elDinero

Mercado global

La inflación a la baja en Estados Unidos da razones a la Fed para reducir los intereses

Agencia EFE Por: Agencia EFE Washington 0 Compartir 11 de julio, 2019
precios estados unidos

El índice de precios al consumo (IPC) subió un 0.1% en Estados Unidos en junio, pero la tasa interanual se redujo del 1.8% al 1.6%, lo que refuerza la posibilidad de un recorte de tipos de interés por parte de la Reserva Federal (Fed) a finales de mes.

Los analistas habían previsto que los precios se mantuviesen estables el mes pasado.

Por su lado, la inflación subyacente, que excluye los precios de la energía y los alimentos debido a su volatilidad, ascendió un 0.3% el mes pasado, mientras que comparado con junio del año pasado creció levemente, del 2 al 2.1%, informó este jueves el Gobierno estadounidense.

El alza en la inflación subyacente supone el mayor aumento mensual desde comienzos de 2018.

El incremento en el indicador general vino dado por la subida de precios de la ropa y de los alquileres, que en ambos casos subieron un 0.3%.

El descenso en el coste de la gasolina, que bajó un 3.6% en junio, ayudó también a mantener controlados los precios.

La cifra de inflación se da a conocer tres semanas antes de la próxima reunión de la Reserva Federal (Fed), que tendrá lugar el 30 y 31 de junio, y añade presión a la decisión sobre política monetaria.

Los tipos de interés se encuentran actualmente entre el rango del 2.25 y el 2.5%.

El banco central ha pulsado el botón de pausa en su plan de progresivo ajuste monetario para 2019 ante la ralentización económica global, las tensiones comerciales y la debilidad de los precios en EE.UU., que se encuentran por debajo del objetivo anual de la Fed del 2% anual.

Este miércoles, Jerome Powell, el presidente de la Fed, abrió la puerta a una rebaja del precio del dinero en EE.UU. ante las crecientes incertidumbres.

“Hay un riesgo de que la débil inflación será aún más persistente que lo que actualmente anticipamos”, dijo Powell en su comparecencia ante el Comité Financiero de la Cámara de Representantes, en un cambio respecto al lenguaje previamente utilizado en el que apuntaba el bajo nivel de precios a factores transitorios.

La inflación se ha suavizado en 2019 por debajo de la meta anual de la Fed del 2%, lo que pone en cuestión la ortodoxia económica que dicta que un mercado laboral ajustado y una expansión económica sostenida debería generar mayores incrementos en los precios.

La tasa de desempleo cerró junio en el 3.7%, en un registro no visto en casi medio siglo, mientras que la tasa de crecimiento anual en el primer trimestre del año se ubicó en un robusto 3.1%.

“El impulso económico parece haberse ralentizado en algunas de las grandes economías, y esa fragilidad podría afectar a la economía de EE.UU.”, explicó Steve Blitz, economista jefe de TS Lombard, en una nota a sus clientes.

Además de los indicadores económicos, la presión para rebajar el precio del dinero también se ha intensificado desde la Casa Blanca.

En unas declaraciones poco habituales en Washington, ya que tradicionalmente el Ejecutivo ha respetado la independencia del banco central, el presidente estadounidense, Donald Trump, lleva insistiendo desde hace semanas en que la Fed debería rebajar los tipos de interés para apoyar la actividad económica en EE.UU.

De hecho, se ha rumoreado que Trump ha llegado a plantear la posibilidad del despido de Powell, algo sin precedentes en la historia del organismo.

Powell fue designado por el propio Trump a comienzos de 2018, y su mandato concluye en febrero de 2022.

Este martes, el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, recalcó que no se está haciendo “ningún esfuerzo” para sacar del cargo al jefe de la Fed y afirmó que “inequívocamente, en el momento actual, (Powell) está seguro”.

¡Suscríbase al boletín!

Suscríbase para recibir en su correo las noticias más importantes sobre economía y finanzas.
SUSCRIBIRME
close-link