Periódico elDinero

Editorial

El Fondo Monetario Internacional y las cooperativas Estas entidades mutualistas salen mencionadas de manera reiterada luego de las evaluaciones del Artículo IV del organismo multilateral

0 Compartir 11 de julio, 2019

El sistema financiero dominicano, luego de unos años de tumultos, incertidumbres y episodios indeseables, ha aprendido la lección y hoy se muestra con una robustez envidiable. Su crecimiento y aporte a la economía no están en discusión. La estabilidad exhibida durante los últimos 15 años es la muestra de que organizar la casa, tomar los correctivos de lugar y prever, con una supervisión fuerte, arroja resultados satisfactorios.

Sea o no a manera de advertencia, el Fondo Monetario Internacional (FMI) lleva cuatro años sugiriendo que se apruebe un marco regulatorio para las cooperativas, principalmente las que operan en el mercado abierto y realizan intermediación financiera. La entidad multilateral está preocupada al ver, de algún modo, el desorden o falta de controles que existe en el sector cooperativo, a pesar de la idoneidad con que se manejan algunas de estas instituciones mutualistas.

Es preciso tomar en cuenta que hay cooperativas cuyos activos superan por mucho los de bancos múltiples y asociaciones de ahorros y préstamos juntos. Sin embargo, aunque lo han hecho bien hasta prueba en contrario, también resulta saludable prever cualquier dificultad. El tema ha generado amplios debates y encuentros entre los principales tomadores de decisiones en el sector financiero, quienes al parecer no logran ponerse de acuerdo en torno a cómo proceder vía un marco regulatorio.

Luego de la aprobación de la Ley 155-17 contra el Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo la realidad llama a ser precavidos. República Dominicana no está en capacidad de resistir escándalos financieros con la magnitud mediática que conllevarían casos relacionados con cooperativas. Es harto conocido que cada ahorrante es socio y, por ende, los efectos directos en las personas, en caso de dificultades, sería aun mayor.

El FMI ha exteriorizado su preocupación por la falta de supervisión o débil capacidad de fiscalización que tienen las autoridades sobre las cooperativas. A propósito de las consultas del Artículo IV, ha reiterado la necesidad de ponerle atención a estas entidades.

Aunque ha habido acercamientos con las autoridades monetarias, especialmente a través de la Semana Económica y Financiera, en enero de 2016 el gobernador del Banco Central, Héctor Valdez Albizu, calificó a las cooperativas como parte del sistema de banca de la sombra o “shadow banking”, como se le conoce en Estados Unidos, Europa y Asia, principalmente. Incluirlas en la “formalidad” de un sistema supervisado es un imperativo.

¡Suscríbase al boletín!

Suscríbase para recibir en su correo las noticias más importantes sobre economía y finanzas.
SUSCRIBIRME
close-link