Periódico elDinero

Industria

HanesBrands celebra el Día Internacional del T-shirt desvelando el proceso de su fabricación

hanesbrands

La manufactura textil es una de las industrias con más antigüedad y con mayor crecimiento en el mundo, algo que también se refleja en el país. Según el Informe Estadístico Sector Zonas Francas 2018, publicado por el Consejo Nacional de Zonas Francas de Exportación (CNZFE), confecciones y textiles continúa siendo el segundo segmento con mayor volumen en el proceso de exportación, con 15.2% de participación.

Dentro de ese segmento, el T-shirt es uno de los productos estrella, una prenda de trascendencia global que ha llevado a que se declare un día internacional, el cual se celebra el 21 de junio.

HanesBrands, compañía líder en prendas de vestir de uso cotidiano y propietaria de marca Hanes, se une a esta celebración compartiendo por primera vez en detalle el proceso de fabricación de esta icónica pieza como un homenaje a República Dominicana, país en el que produce el 80% de los 250 millones de T-shirts que vende al año a nivel mundial.

A su vez, esta iniciativa sirve para reconocer el esfuerzo que existe detrás de la adecuada confección de cada uno de esos T-shirts. “En el caso de Hanes, se trata de la ardua labor de alrededor de 7,000 dominicanos altamente comprometidos y muy orgullosos de ser parte de la elaboración de un producto con reconocimiento internacional”, expresa Ricardo Pérez, vicepresidente de HanesBrands Caribe. “Ese talento se guía por prácticas de eficiencia en los procesos y manejo responsable de los recursos. Para Hanes es fundamental no solo operar de manera sostenible pero además aportando valor a las comunidades en donde se encuentran sus fábricas, a través de programas de responsabilidad social.”

Origen y confección


La camiseta o T-shirt es una prenda con tanta historia que ha pasado por muchas clasificaciones. Se cree que surgió a finales del siglo XVIII, pero fue en la década de 1950 que fue reconocida como pieza de vestir individual. Hasta ese momento era considerada parte de la ropa interior, usada para mantener la temperatura del cuerpo en días fríos. Los años siguientes trajeron nuevos modelos haciendo de esta una prenda más cómoda con la eliminación de los botones y mayor uso del algodón.

Se puede decir que el T-shirt tuvo dos grandes momentos que marcaron su inmortalidad: su masificación en el contexto de la Primera y Segunda Guerra Mundial y su ingreso triunfal al cine americano, cuando Marlon Brando y James Dean las convirtieron en tendencia global.

En cuanto a su confección, Hanes lo explica en los siguientes pasos:

1. Del hilo a la tela

Con máquinas de tejido, el hilo es convertido en tela. El operador se asegura de que los 80 conos de hilo que pasan continuamente por las 1,300 agujas de cada máquina estén funcionando a la perfección y que las condiciones de humedad, temperatura, limpieza y tensiones sean las correctas.

2. Blanqueo, teñido y lavado

Listos los rollos de tela, se inicia el proceso en el que esta se blanquea, o se le otorga color, en función del tipo de T-shirt a fabricar. La dosificación de químicos y tintes, los deltas de temperatura, la relación de agua versus tela, y el pH toman un papel determinante para entregar el producto al siguiente proceso en el color requerido.

3. Suavizado y pre acondicionamiento

Una vez la tela adquiere el color deseado, debe pasar por un proceso de suavizado y pre acondicionado en el que se aseguran las propiedades de suavidad, antimicrobianas, de ancho, y de tensión. En este proceso, al igual que en el anterior, se utilizan grandes cantidades de agua que luego se tratan con alta tecnología aeróbico-biológica para librar las de impurezas y retornarlas al medio ambiente.

4. Secado

Se le extrae el agua a la tela sometiéndola a altas temperaturas generadas por el vapor que proviene de la planta de biomasa. “Contamos con una planta de generación de vapor a partir de productos agroforestales. De esta forma, reducimos en un 80% las emisiones de CO2 y necesitamos de menos combustibles fósiles”, explica Guillermo Serna, Director de Operaciones. Producto de sus programas globales de gestión de la energía y sostenibilidad del medio ambiente, Hanes ha sido galardonada en diez ocasiones con el premio “Estrella de la Energía” (Energy Star) a la Excelencia Sostenida y Socio del Año, otorgado por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés).

5. Compactado

Las micro mallas de la tela se comprimen para generar anchos en función del tamaño del T-shirt que se va a producir con ella.

6. Corte

Los T-shirts se producen por partes que se ensamblan: cuerpo, mangas y cuello. La tela pasa a máquinas automatizadas que la cortan según los patrones para cada estilo y talla. Las diferentes partes que resultan del corte son clasificadas por tipo y empacadas para ser enviadas a las plantas de costura.

7. Costura

Las piezas que componen el T-shirt son ensambladas en varias plantas en el país. Aldrin Hernández es el gerente de las plantas ubicadas en la zona franca de Las Américas y San Isidro, y explica en Hanes Caribe 3,600 personas cosen diariamente 480,000 unidades de T-shirts. Es en este momento en el que también se imprime la etiqueta en la tela para hacer las T-shirts tagless, una innovación en la que HanesBrands es pionera dentro del mercado de ropa interior.

8. Distribución

Terminada su confección, los T-shirts son empacados y enviados a los centros de distribución para que los transporten a los espacios de comercialización de los diferentes países del mundo y para que, lo que empezó siendo un hilo, lo puedas usar cada día.


¡Suscríbase al boletín!

Suscríbase para recibir en su correo las noticias más importantes sobre economía y finanzas.
SUSCRIBIRME
close-link