Periódico elDinero

Palestra económica

¿Doble jornada laboral en el sector público?

Jairon Severino Por: Jairon Severino 0 Compartir 30 de mayo, 2019

El diputado José Laluz sometió un proyecto de ley que busca dividir la jornada laboral en dos en el sector público. Esta propuesta, posiblemente, tiene buenas intenciones. Sin embargo, y por eso de que el periodista debe poner todo en duda, hasta aquello que ve con sus ojos, en este caso no puede ser la excepción.

Desde el punto de vista teórico las justificaciones (o sustentaciones) que se han dado parecen lógicas: mayor productividad, aprovechar mejor el tiempo, mejorar el tránsito, extender y eficientizar los servicios en algunas instituciones del Estado y, entre otras razones, disminuir la contaminación al medio ambiente. Yo agregaría que esto serviría hasta para buscarle oficio a muchos ociosos en la administración pública. La nómina estatal ronda los 700,000 empleados.

Según la propuesta de Laluz, los empleados del Estado trabajarán de forma corrida de 7:00 de la mañana a las 3:00 de la tarde, y los otros entrarían a las 3:00 de la tarde para salir a las 9:00 de la noche. Hay que estimar que habrá mayor consumo de electricidad, agua, papel higiénico, viáticos, vehículos para transporte de personal de las instituciones que se acojan a la ley y, por qué no decirlo, el supervisor, director o encargado del turno de la mañana posiblemente no será el mismo del turno de la tarde.

Aunque posiblemente está cargado de buenas intenciones, también sería la excusa perfecta para hacer más pesado y burocrático el Gobierno, ahora con el respaldo de una ley. ¿Qué garantías institucionales puede dar una administración pública de que no duplicará la nómina pública cuando no ha podido, siquiera, hacer cumplir la ley que prohíbe el uso de la hookah en lugares públicos? Lo que más hay en este país es falta de autoridad para aplicar leyes.

Y repito: Laluz, con su propuesta, podría estar motivado por buenas intenciones. Sin embargo, no existe una mínima garantía (porque no la hay) de que el 20% de la nómina pública (actual) pase a cubrir el turno de la tarde. Si hablamos en términos relativos, porque luego vendrán las interpretaciones, bastará con entrar a más personas para que la relación porcentual sea mayor.

Y creo que el argumento es muy bueno. “Es que las familias dejarán de comer comidas industrializadas en las calles para poder hacer su propia comida en su casa, porque la idea es dividir la jornada de trabajo que tenemos, atrofiada, tradicional, que empieza a principios del día y termina al final del día, en contra de la calidad de vida de la gente”, justifica.

Para mí que la ociosidad de algunos legisladores es preocupante. Deberíamos tener una sola cámara, pues nos ahorraríamos miles de millones de pesos en mantener un Congreso caro, grande y malo, que no cumple, siquiera, con la misión de hacer leyes útiles y aplicables, pero tampoco de fiscalizarlas. ¿Cuántos legisladores leen la rendición de cuentas del Presidente?

Tengo otra pregunta: ¿Cómo es que un diputado que promueve el uso de las tecnologías, a propósito de República Digital, somete un proyecto de ley para burocratizar más los servicios del Estado, tomando en cuenta que sin garantías de cumplimiento habrá más personas en nómina? Además, siendo honestos, en un contexto político como el que vive República Dominicana, un proyecto de ley como el que sometió Laluz podría hasta ser mal interpretado. No sigo porque el espacio (a veces) es breve.

¡Suscríbase al boletín!

Suscríbase para recibir en su correo las noticias más importantes sobre economía y finanzas.
SUSCRIBIRME
close-link