Periódico elDinero

EconoLegales

Organización del patrimonio familiar

Jaime M. Senior Fernández Por: Jaime M. Senior Fernández 0 Compartir 23 de mayo, 2019

Archivado en:


La planificación legal, financiera y fiscal del patrimonio familiar es una tarea que muchas familias en nuestro país suelen posponer hasta el momento que es demasiado tarde. Sin embargo, organizar los activos de la familia y establecer una estructura sensata para cuidar el patrimonio y velar por las futuras generaciones debe ser abordado a tiempo.

Los países anglosajones tienen una larga tradición de organización del patrimonio familiar a través de los fideicomisos (trusts) y otros instrumentos. En nuestro país, la figura del fideicomiso tiene poca tradición y, por mucho tiempo, las estructuras legales y financieras de manejo del patrimonio han sido generalmente sencillas.

Es importante notar que a través de la planificación sucesoral y organización del patrimonio se persigue el fin de contar con una estructura mediante la cual se pueda manejar la propiedad familiar de manera eficiente durante la vida del propietario, y luego permitir que los sucesores puedan identificar y manejar el patrimonio en el momento de la ausencia del propietario. La planificación no tiene ningún fin ilícito, sino que viene a ayudar a las familias a administrar el patrimonio común con la finalidad de ayudarlo a crecer de manera eficiente y a través de múltiples generaciones.

Por ejemplo, podemos citar un caso común, de una familia cuyo patrimonio esté compuesto por acciones en una empresa familiar, acciones en otras empresas a título de inversión, y diversos bienes muebles e inmueble. En el caso de las acciones a título de inversión y de los bienes muebles e inmuebles es necesario realizar un inventario completo de todos, identificar la forma en que se poseen (ya sea a título individual, a través de una sociedad comercial, etc.) y luego evaluar la forma en que deben ser incorporadas al patrimonio familiar.

En el caso de la empresa familiar, la tarea resulta más compleja, pero aún más importante. Esto se debe a que suele ser la entidad que representa la mayoría de los ingresos de la familia. En muchos casos, también es aconsejable suscribir un acuerdo entre todos los integrantes de la familia, el cual funge como una especie de acuerdo de accionistas, para salvaguardar la administración y manejo de la empresa familiar y otros activos.

La finalidad de la organización del patrimonio familiar, tal como comentamos previamente, es de identificar la forma más eficiente de administrar el patrimonio. Además, tiene la virtud de que reduce las posibilidades de conflictos familiares en el futuro, lo que redunda en la preservación y el aumento del capital familiar y la harmonía entre los integrantes de la familia.

¡Suscríbase al boletín!

Suscríbase para recibir en su correo las noticias más importantes sobre economía y finanzas.
SUSCRIBIRME
close-link