Periódico elDinero

Banca

El uso de cheques sigue con alta ponderación en República Dominicana Este método de pago se mantiene en uso en diferentes sectores y se estima que puede durar unos 10 años más

Grissell Medina Por: Grissell Medina Santo Domingo 0 Compartir 18 de marzo, 2019
uso de cheques transferencias

A pesar de que muchas personas han dejado de utilizar las chequeras ante el auge de las nuevas tecnologías y de los medios de pago electrónicos, la realidad es que todavía a través de los cheques se realizan muchas transacciones.

El cheque se mantiene en uso en diferentes sectores de la economía, debido a que hay un público que le gusta y que, incluso, lo utiliza para actividades comerciales formales, tales como compra de inmuebles y pago de facturas e impuestos. Además, representa una constancia de que se realizó la transacción.

Esas son algunas de las razones que menciona Ángel González, director del Departamento de Sistemas de Pago del Banco Central, y Yilmary Rosario, consultora técnica de ese departamento, quienes estiman que, de acuerdo a estudios, el cheque seguirá utilizándose durante unos diez años más.

El año pasado, por ejemplo, se pagaron 22.3 millones de cheques por RD$2,039,149.2 millones. De ese monto, el 43.4% (RD$885,562.1 millones) corresponde a cheques pagados por ventanilla, mientras que el 56.6% (RD$1,153,587.1 millones) fue depositado a través de la Cámara de Compensación Electrónica del Banco Central (CCE-BC).

De manera individual, en ambos casos ha habido una reducción importante en la cantidad de cheques emitidos. Los retirados por ventanilla pasaron de 15.3 millones, en 2010, a 13.3 millones, en 2018, lo que significa una reducción absoluta de dos millones.

cheques pagados
Por la CCE-BC la reducción fue mayor, al pasar de 13.4 millones a nueve millones, es decir, 4.4 millones menos. Esas cifras indican que ha aumentado el monto promedio de los cheques emitidos o pagados.

En términos totales, el valor de los cheques pagados aumentó de RD$1,986,110.9 millones, en 2010, a RD$2,039,149.2 millones, en 2018, lo que significa un aumento de RD$53,038.3 millones, para un 2.7%.

Sin embargo, en los pagos liquidados a través de la CCE-BC se registra una ligera caída en el monto consolidado de RD$1,312,804.4 millones en 2010 a RD$1,153,587.1 millones al cierre del año pasado, una reducción absoluta de RD$159,217.3 millones, un 12.1%.

Sólo los cheques pagados por ventanilla registran resultados positivos en el valor durante el período analizado. En 2010 el monto totalizó RD$673,306.5 millones, mientras que el año pasado ascendió a RD$885,562.1 millones. El incremento neto fue de RD$212,255.6 millones, que representa un 31.5%.

Al compararlo con las tarjetas bancarias y transferencias, González explica que los cheques han ido perdiendo espacio, puesto que a enero de 2008 el 46.5% de las operaciones en las instituciones financieras se hacía con ese instrumento de pago. Mientras que a enero de 2019, los cheques pasaron a ser el 26.9%.

Otras razones

El economista Henri Hebrard considera que los cheques están muy afincados en la cultura y en la tradición de mucha gente. También lo relaciona con la edad de los usuarios, “hay personas mayores que prefieren trabajar con cheques, porque tienen cierta desconfianza a usar el internet”.

En ese sentido, el economista Rafael Espinal, señala que los cheques son una forma de garantizar un pago de manera directa sin que haya una plataforma tecnológica de por medio. “Mucha gente no tiene cuentas bancarias y se le paga con cheques, también hay pequeñas empresas que pagan a través del sistema de cheques”.

operaciones dispositivos
Espinal, que también es coordinador de la carrera de Economía del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (Intec), asegura que muchas transacciones personales se hacen con el sistema de cheques para tener mayor garantía de pago inmediato.

“Una transferencia es un mecanismo también muy utilizado, pero el cheque sigue siendo un mecanismo de fiabilidad, es casi como un pago en efectivo que la gente recibe y en otros países todavía el cheque tiene mayor valor que en República Dominicana”.

Al enumerar las razones por las que considera que el cheque no ha desaparecido, Espinal destaca que la principal es la costumbre, seguida de la seguridad y de que hay mucha gente que está fuera del sistema bancario.

Seguridad

En 2007 el panorama de los cheques era muy diferente al que es hoy día en cuanto a certeza jurídica y seguridad.
“Para esa época usted mismo podía imprimir su cheque en cualquier patio, no habían otros requerimientos y los cheques eran de formato diferente”, afirma Ángel González.

Luego los bancos le pidieron al Banco Central que iniciara una reforma del sistema de cheques, para que preserve su característica de instrumento de pago y estuviese revestido de seguridad.

“Fue una gran batalla en todo el sentido, porque tuvimos que iniciar una serie de cambios en nuestro marco legal y, de igual manera, el formato del cheque se cambió por completo”, explica.

En la actualidad, existen formatos idénticos, estandarizados y las imprentas deben ser previamente validadas. En el país solamente hay seis empresas que pueden imprimir cheques.

Además, durante el proceso la Junta Monetaria autorizó la adquisición de un nuevo sistema de compensación de cheques, descrito por González como una plataforma moderna que se basa en las imágenes.

Mediante ese sistema, cuando se deposita un cheque que corresponde a otro banco, se escanea, se envía al Banco Central y éste lo distribuye a los demás bancos.

Transferencias bancarias

“A pesar de que ha disminuido el tiempo de acreditación de los cheques, la gente está más interesada en la rapidez, en lo inmediato, y por eso utiliza las transferencias electrónicas”, asegura el director del Departamento de Sistemas de Pago del Banco Central.

Ángel González detalla que en enero de 2014 el Banco Central tenía registrados 1,177,473 usuarios de internet banking. No obstante, a diciembre de 2018 la cantidad ascendió a 4,051,832. Un incremento exponencial que en términos porcentuales significa un 244%.

El experto opina que quizás muchas personas todavía no utilizan el internet para realizar sus transacciones bancarias por falta de conocimientos o por desconfianza.

Aun así y contrario al comportamiento del uso de los cheques, las transferencias por internet han ido aumentando con el paso de los años.

El pago de bienes y servicios por internet y vía telefónica creció en un 125%, debido a que en 2014 las transacciones estaban valorizadas en RD$16,023.5 millones y en 2017 se incrementaron a RD$36,106.6 millones. Mientras que el año pasado, solo los pagos por internet totalizaron RD$51,679.3 millones.

De igual manera, las operaciones a través de dispositivos móviles se han incrementado. En 2014 se realizaron 5,885,276 transacciones por esa vía, con un valor de RD$2,963.9 millones. En tanto que el año pasado las 9,592,855 operaciones realizadas ascendieron a RD$6,707.2 millones.

El aumento absoluto en el valor de las operaciones móviles fue de RD$3,743.3, millones que en términos relativos representa un 126%.

Impuesto sobre los cheques y transferencias

Este gravamen (0.15%) fue creado como tasa en medio de la crisis financiera de 2003 y, en 2004, con la Ley 288-04 de Reforma Fiscal, asumió la categoría de impuesto.

Se aplica sobre el valor de los cheques pagados por las entidades de intermediación financiera y sobre los pagos realizados a través de transferencias electrónicas.

En los últimos cuatro años, el monto recaudado por el Estado mediante ese impuesto aumentó en un 44.8%, al pasar de RD$5,619.9 millones a RD$8,139.28, que significa un incremento de RD$2,519.38 millones.

El economista Henri Hebrard considera que ese gravamen es como un incentivo a que las personas realicen el pago en efectivo, porque cuando se retira dinero de un cajero automático no se cobra ese impuesto.

¡Suscríbase al boletín!

Suscríbase para recibir en su correo las noticias más importantes sobre economía y finanzas.
SUSCRIBIRME
close-link