Periódico elDinero

Capital Financiero

5G: Un sueño imposible para 4,000 millones de usuarios en mercados emergentes

Capital Financiero Por: Capital Financiero Panamá 0 Compartir 5 de marzo, 2019
red movil 4 5g

5G ha estado resonando últimamente. Si bien es emocionante y bien merecido, la verdad es que no estará disponible para cuatro mil millones de la población mundial; estas personas solo pueden soñar con los beneficios económicos que acompañarán el tener 5G. Piense en eso por un minuto.

Es probable que más de la mitad de la población mundial no tenga acceso a las oportunidades económicas que 5G pondrá al alcance de quienes viven en el mundo desarrollado.

Hablar de 5G durante el MWC es muy bueno con la riqueza ‘Davos like‘, pero debemos comenzar a tener conversaciones sobre cómo podemos habilitar a los 1,7 billones de personas excluidas financieramente que están accediendo a una conexión 3G en la actualidad, y que en general están excluidas de todo lo que el mundo digital tiene para ofrecer.

Mantenerse conectado en los mercados emergentes.
Todo el mundo está hablando de estar preparado para dispositivos 5G, mi pregunta es: ¿Estamos preparados como sociedad? Muchos trabajadores inmigrantes carecen de servicios bancarios y confían en nuestra plataforma para enviar pequeñas remesas en forma de recargas internacionales (ITU) a sus familiares en casa.

En países de mercados emergentes como Guatemala, la mayoría de los teléfonos móviles son prepagos y el 70% de estos no tienen crédito (tiempo de conexión) en un momento dado, lo que significa que el usuario no puede hacer llamadas ni acceder a Internet; este es el problema que Ding ayuda a resolver.

Nuestro estudio reveló que las remesas generalmente aumentan los ingresos del receptor en un 30% del 100%. También mostró que hasta el 90% de las remesas, incluida la recarga, se utilizan para consumos tales como servicios públicos, educación, comunicaciones y transporte.

Una vez que las familias pueden pagar sus necesidades básicas, pueden utilizar lo poco que les queda para comprar algún servicio de red. Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el 80% de los adultos tienen suscripciones a teléfonos móviles y, con los crecientes flujos de inmigración, mantenerse en contacto con miembros de la familia en el extranjero se convierte en una necesidad humana básica.

5G ha estado resonando últimamente. Si bien es emocionante y bien merecido, la verdad es que no estará disponible para cuatro mil millones de la población mundial; estas personas solo pueden soñar con los beneficios económicos que acompañarán el tener 5G. Piense en eso por un minuto.

Es probable que más de la mitad de la población mundial no tenga acceso a las oportunidades económicas que 5G pondrá al alcance de quienes viven en el mundo desarrollado.

Hablar de 5G durante el MWC es muy bueno con la riqueza ‘Davos like‘, pero debemos comenzar a tener conversaciones sobre cómo podemos habilitar a los 1,7 billones de personas excluidas financieramente que están accediendo a una conexión 3G en la actualidad, y que en general están excluidas de todo lo que el mundo digital tiene para ofrecer.

Mantenerse conectado en los mercados emergentes.
Todo el mundo está hablando de estar preparado para dispositivos 5G, mi pregunta es: ¿Estamos preparados como sociedad? Muchos trabajadores inmigrantes carecen de servicios bancarios y confían en nuestra plataforma para enviar pequeñas remesas en forma de recargas internacionales (ITU) a sus familiares en casa.

En países de mercados emergentes como Guatemala, la mayoría de los teléfonos móviles son prepagos y el 70% de estos no tienen crédito (tiempo de conexión) en un momento dado, lo que significa que el usuario no puede hacer llamadas ni acceder a Internet; este es el problema que Ding ayuda a resolver.

Recientemente completamos una investigación para comprender mejor los comportamientos de transferencia de valor de los migrantes, como las remesas y la UIT.

Nuestro estudio reveló que las remesas generalmente aumentan los ingresos del receptor en un 30% del 100%. También mostró que hasta el 90% de las remesas, incluida la recarga, se utilizan para consumos tales como servicios públicos, educación, comunicaciones y transporte.

Una vez que las familias pueden pagar sus necesidades básicas, pueden utilizar lo poco que les queda para comprar algún servicio de red. Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el 80% de los adultos tienen suscripciones a teléfonos móviles y, con los crecientes flujos de inmigración, mantenerse en contacto con miembros de la familia en el extranjero se convierte en una necesidad humana básica.

Sin embargo, dos mil millones de personas viven en países donde 1 GB de datos sigue siendo inasequible, lo que cuesta más del 10% de sus ingresos mensuales.

Muchos países de mercados emergentes también carecen de la infraestructura necesaria para proporcionar 5G y las Naciones Unidas estiman que 2,500 millones viven con conexiones eléctricas débiles y cortes de energía.

Esta falta de infraestructura y la disponibilidad limitada de estaciones celulares ofrecen desafíos para los usuarios móviles, incluida la incapacidad de poder cargar sus teléfonos y viajar grandes distancias para alcanzar una señal celular lo suficientemente fuerte como para simplemente hacer una llamada telefónica.

En el pasado, alguna tecnología ha sido fácilmente adoptable en mercados emergentes, lo que les permite “sortear la adversidad” o eludir la tecnología más antigua. Por ejemplo, millones de personas han pasado directamente a los teléfonos móviles sin tener una línea fija en su hogar.

El costo excesivo de la infraestructura prohibirá la implementación en los próximos años en estos mercados. Sin mencionar que nuestra investigación mostró que el 28% de los encuestados ni siquiera saben qué es la tecnología y cómo ellos podrían beneficiarse simplemente haciendo una llamada telefónica.

En un mundo 5G, LTE no va a ninguna parte

El estudio también reveló que el 84% de los inmigrantes temen que la entrega del servicio 5G a sus países de origen quede muy por detrás del mundo desarrollado y más de un tercio de los encuestados aún deberían experimentar la tecnología 4G.

GSMA informa que la señal 3G solo emergerá como la tecnología dominante en el África subsahariana en los próximos años, representando el 60% de las conexiones para 2025. La inversión en 4G está ocurriendo, pero solo ayudará a impulsar las conexiones 4G del 4% al 25 % para 2025. No hay signos que haya 5G en este horizonte. La propiedad de teléfonos inteligentes también impulsará 5G en mercados emergentes.

En la actualidad, India tiene el uso de teléfonos inteligentes más bajo con solo el 24%, mientras que Brasil emuló a Sudáfrica con el mayor porcentaje de usuarios, con un 60% de teléfonos inteligentes.

Mientras LTE pueda estar saliendo del mundo desarrollado, los mercados emergentes tardarán en adoptar esta tecnología “envejecida” debido a muchos factores, incluida la incapacidad de los usuarios de pagar por dichos servicios. Sin lugar a dudas, la asequibilidad sigue siendo un tema clave para los usuarios en mercados emergentes que reciben recargas y remesas.

En términos de prioridades, cuando preguntamos a nuestros usuarios qué es lo más importante para ellos al elegir una red, un 60% dijo que sienten que la calidad de la conexión es el factor clave, seguido del precio y el servicio al cliente.

De acuerdo con el Presidente de Qualcomm que habló en el CMM, el despliegue probablemente comenzará este año, pero seguramente aumentará en los próximos 5 a 10 años en el mundo desarrollado, beneficiando solo a un pequeño porcentaje de la población, y sirviendo para extender una vez más la creciente brecha social y tecnológica en la sociedad.

Comencemos por obtener valor directamente para estos usuarios y verlos incorporarse a la economía digital.

5G solo tendrá que esperar a la mayoría de la población mundial.

¡Suscríbase al boletín!

Suscríbase para recibir en su correo las noticias más importantes sobre economía y finanzas.
SUSCRIBIRME
close-link