Periódico elDinero

Adentro del mercado

Ventajas de formalizarse

Rosa Pascual Por: Rosa Pascual 0 Compartir 31 de enero, 2019

En un país en donde pagar impuestos no es la cosa mas placentera que hacemos, aunado a una percepción de riesgo que ha creado la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), pensar en ventajas de formalizarse puede parecer un tanto descabellado. Lo cierto es que hay ventaja en ello y no necesariamente desde el punto de vista de los impuestos, sino a pesar de ellos.

En este artículo detallaremos cuatro ventajas que obtenemos a la hora de formalizar nuestros negocios:

1. Proteges tus bienes personales: Al crear o registrar una compañía para operar tu negocio, separas tus bienes personales de aquellos que son del negocio. Imagínate que en algún momento te enfrentas a una demanda que requiere que liquides todos tus activos para poder hacerle frente, muy distinto sería el resultado si operas tu negocio a título personal que si lo haces a través de una compañía. Si demandan la compañía, eres responsable de las deudas que se generen sólo hasta el límite de tus aportes en la compañía. Tus bienes personales, en ese caso, no se ven afectados. Obviamente, no soy abogada, así que un abogado experto puede darte mejores detalles.

2. Obtienes mejor acceso a financiamientos: Cuanto creas una compañía, por lo general tienes más orden y estructura, puedes justificar la procedencia de los fondos que manejas y eres visto como un ente responsable porque tienes sus impuestos al día. Esto te abre más puertas en el mundo de los financiamientos con las entidades bancarias del sistema financiero nacional que, además, algunas de ellas tienen herramientas financieras especiales para pequeños negocios, así como eventos especiales de networking, asesorías, entre otros.

3. Mitigas el riesgo derivado de la Ley de Prevención de Lavado de Activos: Con la Ley 155-17 sobre Prevención de Lavado de Activos y Financiamiento al Terrorismo, es necesario poder demostrar que el origen de tus fondos es de fuente lícita, una forma de probarlo es mostrando los estados financieros de tu negocio y las declaraciones de impuestos que haces de manera mensual y anual. Imagínate que te acercas a un dealer para comprar un vehículo, apenas te has inscrito en la DGII para formalizar tu negocio, al justificar la procedencia del dinero con el que cuentas para ese vehículo, el representante del dealer se da cuenta que no has declarado tus impuestos, sin saber que te acabas de inscribir en la DGII, te hará llenar y firmar el formulario correspondiente para hacerlo. Desde hace un año, ciertos sectores deben hacer de “vigilantes” ante el cumplimiento tributario, ya que la evasión se considera un delito tributario, precedente de la Ley 155-17, y de no denunciarlo podrían tener sanciones.

4. Generas más confianza a tus clientes: Piensa en este escenario… estás recibiendo propuestas para hacer un trabajo de remodelación en tu espacio de trabajo, dos de esas propuestas las recibes de ingenieros y arquitectos con amplia experiencia, pero trabajan a título personal; Por otro lado, recibes la propuesta de una compañía que se especializa en remodelaciones. ¿A quién elegirías? Probablemente a la compañía, porque te genera más confianza, aun cuando su presidente sea su único empleado (aunque eso no lo sabes).

Cuando te formalizas, puedes ir teniendo mejores y más grandes clientes, tienes una estructura para crecer, que claro está, debe ser administrada correctamente porque esto de crear una compañía lleva disciplina, orden y aprendizaje constante.

¡Suscríbase al boletín!

Suscríbase para recibir en su correo las noticias más importantes sobre economía y finanzas.
SUSCRIBIRME
close-link