Periódico elDinero

Entrevista

Marcela Mandeville: “Las empresas con liderazgo femenino no fallecen tanto” Marcela Mandeville considera que faltan más oportunidades para que las mujeres puedan conseguir financiamiento

Grissell Medina Por: Grissell Medina Santo Domingo 0 Compartir 25 de octubre, 2018
marcela mandeville alberta canada

Archivado en:


Las mujeres empresarias no toman riesgos y sus empresas no fallecen tanto, aunque su crecimiento es más lento que las que son dirigidas por hombres. La afirmación se fundamenta en la experiencia de Marcela Mandeville al frente de Alberta Women Entrepreneurs (AWE), una organización canadiense sin fines de lucro dedicada a apoyar a las mujeres para que desarrollen negocios exitosos.

Su trabajo en Canadá se enfoca en la inclusión de las mujeres y de las personas indígenas, por lo que cree que el papel de los empresarios y de las organizaciones como la que representa es ver cómo se puede incluir a todos para fortalecer la economía y las comunidades.

Luego de 10 años trabajando directamente con mujeres empresarias, considera que quizás en el futuro no se necesiten organizaciones que luchen por un espacio para las mujeres. Sin embargo, reconoce que mientras tanto su papel es poner una voz a las barreras y las condiciones en las que viven las mujeres en la economía.

En cuanto a la percepción de que ya hay igualdad entre hombres y mujeres, aclara que “todavía falta la igualdad completa en el mundo empresarial en Alberta”.

Mandeville, que se define como una mujer de negocios, explica que la mitad de las pequeñas y medianas empresas de la economía canadiense tienen liderazgo femenino, aunque solo el 5% o el 10% de los fondos se dirigen a las empresas de mujeres.

“Para nosotros los retos son los fondos. Todavía falta la igualdad, cómo distribuimos el dinero en Canadá, no solo los bancos, también la contribución privada a las empresas. Todavía hay menos que va a las mujeres”.

En ese sentido, destaca que faltan más oportunidades para que las mujeres puedan conseguir financiamiento y conectar con redes que tienen influencia y pueden tomar decisiones financieras.

También menciona la confianza del mercado y de las personas que compran y firman los contratos, para que entiendan que “las mujeres empresarias sí pueden contribuir mucho”.

Reconoce que en las comunidades hay mucha confianza y respeto para las mujeres empresarias, pero que todavía falta lograr los grandes contratos para que crezcan las empresas. Para Mandeville las mujeres hacen mucho en la comunidad y están muy involucradas con las escuelas y organizaciones. Además, hacen crecer sus empresas, pero no quieren tomar mucho riesgo. “Es un crecimiento más lento, pero las empresas con liderazgo femenino no fallecen tanto”.

Capacitación

El acceso a la educación es muy importante. De acuerdo con Mandeville, en Canadá las mujeres y los hombres tienen el mismo acceso a la educación en ciencias, ingeniería, medicina o negocios, y eso ofrece más oportunidades en el mundo de trabajo.

“Tenemos acceso a la educación, tenemos acceso al desarrollo y más oportunidades para participar en el trabajo y la economía en maneras diferentes, tenemos más opciones”, afirma.

Igualdad y oportunidades son dos palabras clave en el discurso de Mandeville, quien explica que si las oportunidades son iguales para hombres y mujeres, la economía funciona mejor, las comunidades tienen más fortaleza y las personas no verían el género como una limitante.

Es por ello que Alberta Women Entrepreneurs ofrece capacitación y programas específicos para enseñarles a las mujeres cómo pueden entrar a los mercados internacionales. “Queremos que más productos, servicios y talento canadiense salga del país”.

Además, ayuda a enlazar las organizaciones que tienen recursos, entrenamiento y asesoría con las mujeres en Canadá.

La organización trabaja con todas las industrias en todos los sectores y cuenta con programas que enseñan sobre finanzas y cómo prepararse para aplicar para los préstamos en el banco para empresas que lideran las mujeres.

Sus programas y servicios cuentan con el apoyo directo del gobierno de Canadá y de Alberta. Destaca que en su país existen políticas para asegurar que las mujeres tengan las mismas oportunidades a la educación.

“Creo que hay un movimiento, no solo políticas, pero hay mucho apoyo para las mujeres que quieren conseguir una posición de liderazgo en el gobierno y en las juntas ejecutivas”.

La empresaria señala que son difíciles las conexiones en las redes de contacto con las personas que toman las decisiones y que hacen las compras, debido a que las empresas con liderazgo femenino tienen solo el 5% de los contratos en Norteamérica.

Visita

Marcela Mandeville estuvo de visita en República Dominicana con el objetivo de conectar con las personas ligadas a los negocios, hablar de la integración del género y ver cómo se puede hacer más entre las mujeres en Canadá y los empresarios del país.

“Podemos tener enlaces muy fuertes entre ambos países”. Destaca que todas las mujeres empresarias que encontró en el país hablan inglés, lo que significa que el idioma no es una barrera.

Asegura que compartir las experiencias también es importante, porque de ambos lados se aprende.

“La razón de mi visita es ver cómo podemos compartir y aprender, porque hay diferentes experiencias y queremos ver cómo podemos aprender en Canadá”, resalta.

Asimismo, afirma esos encuentros permiten compartir, conocer y ver qué cosas se hacen en Canadá y se pueden aplicar con las empresarias dominicanas.

La embajada y el gobierno de Canadá hicieron posible la visita de Marcela Mandeville a República Dominicana, para compartir su experiencia al frente de Alberta Women Entrepreneurs (AWE).

Indígenas

Alberta Women Entrepreneurs apoya de igual manera a las mujeres indígenas en Canadá. De acuerdo con Mandeville, es ahí donde tienen un mayor trabajo por la inclusión de las mujeres indígenas que tienen los negocios y las empresas, que por muchos años han sido excluidas.

La empresaria, que también tiene raíces indígenas, expresa que a veces hay conflictos entre las culturas y las experiencias, pero lo ve como una ventaja porque la gente indígena piensa mucho en el medio ambiente y cómo las acciones de los seres humanos lo impactan.

“Tenemos un visto diferente de la comunidad y creo que es una ventaja, porque es un punto de vista muy diferente que crea valor en el mundo de los negocios. Ha sido muy importante para mí en el trabajo y es una de las razones por las que trabajo”, destaca.

Acerca de Marcela Mandeville

Marcela Mandeville ha explorado el mundo de los negocios a través de una licenciatura en negocios enfocada a nivel mundial, su designación como Profesional Certificado en Comercio Internacional y más de quince años de experiencia global en el desarrollo e implementación de estrategias comerciales.

Su experiencia comercial en Canadá y en el extranjero la llevó a Alberta Women Entrepreneurs (AWE) en 2008. Como Directora de Operaciones, desarrolló programas para apoyar el acceso a oportunidades de negocios locales e internacionales para mujeres empresarias.

Después de dejar AWE en agosto de 2013, retomó su puesto como CEO de su propia consultora de negocios, Bright Idea International y completó sus estudios de MBA en la Universidad de Alberta. En julio de 2015, Marcela regresó a AWE para trabajar con el equipo después de un tiempo dedicado a liderar su propio negocio, ser voluntaria y viajar en América Central y del Sur.

¡Suscríbase al boletín!

Suscríbase para recibir en su correo las noticias más importantes sobre economía y finanzas.
SUSCRIBIRME
close-link