Periódico elDinero

Reportajes

El Gran Santo Domingo, con un 41%, domina el parque vehicular La DGII registra para Santo Domingo y el Distrito Nacional 1,749,908 unidades de vehículos

Danielis Fermín Por: Danielis Fermín Santo Domingo 0 Compartir 10 de septiembre, 2018
taponamiento parque vehicular

Transitar por las calles del Gran Santo Domingo de lunes a sábado, desde las 6:30 de la mañana hasta las 7:00 de la noche, representa una odisea. Los trayectos con una duración de 20 minutos pueden convertirse en recorridos de varias horas por los tapones.

La mala organización del transporte público, la falta de educación vial de conductores y peatones, la cantidad de vehículos y el diseño de las principales calles y avenidas de la ciudad son los principales causantes de los embotellamientos.

“Si anualmente aumenta el parque vehicular en un cuadrante X y las calles siguen del mismo tamaño, llegará un momento en que avanzar será imposible, es más, ya existen zonas donde son muy difíciles de avanzar”, explica Luis Alba, técnico en seguridad vial.

La provincia Santo Domingo, con 671,963 unidades de vehículos registradas, y el Distrito Nacional, con 1,007,945, abarcan el 41% del parque vehicular dominicano, que a 2017 es de 4,097,338, según cifras de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII).

Sobre las cantidades, el coordinador de la Unidad de Gobierno Local del Observatorio Político Dominicano (OPD), Natanael Disla, asegura que la “calidad del transporte público deja mucho que desear y, por ende, las personas sueñan con adquirir un vehículo propio para mejorar la calidad de sus traslados, lo que redunda en un mayor parque vehicular que circula en las mismas calles y sin estacionamientos”.

Agrega que “todo ello provoca un caos en el tránsito, donde las aceras se convierten en parqueos y las calles en aceras, cuando se puede, expulsando con ello a los peatones de la vía pública, que no ven otra salida en adquirir un vehículo propio”.

Causas

A pesar de que el Gobierno se ha apoyado del Metro de Santo Domingo, el Teleférico, elevados y pasos a desnivel, no se ha podido solucionar parte del caos en el tránsito, porque la ciudadanía debe colaborar y cumplir con sus deberes.

“Cambiar a la ciudadanía la costumbre de cruzar la calle donde él decide; tratar de que esperen el transporte en la parada, no donde él decide es esencial para solucionar parte de este flagelo”, asegura Alba.

Según el municipalista Natanael Disla, “la principal causa de la caótica situación del transporte y el tránsito en el Gran Santo Domingo, se debe, en principio, a la falta de planificación” por parte de los gobiernos central y local.

“Todo lo contrario, las políticas públicas que se han puesto en marcha no han sido tales, sino que son apenas acciones puntuales de intervención que han estado dirigidas a facilitar el tránsito vehicular, descuidando el tránsito peatonal y de pasajeros”, indica.

Soluciones

Los peatones juegan un papel importante dentro de las soluciones a los taponamientos en el país. Alba recuerda que la Ley No. 63-17, de Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial les otorga la responsabilidad de no cruzar las calles cuando el semáforo esté en verde para los vehículos. Exhorta a respetar este mandato.

Alba resalta la disposición del Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant) de sustituir los carros públicos por autobuses y minibuses. “Esto significa mejor calidad en el servicio, más ahorro para el ciudadano y, en sentido general, mejorará la vialidad, porque un minibús de 30 pasajeros sustituye cinco carros” que ya no estarán obstaculizando las calles.

“El Gobierno debe invertir mayores recursos en educación vial”, asegura Disla. Recomienda “la adopción de las tecnologías de la foto rojo, por medio de la cual sea posible establecer sanciones a quienes violen la Ley de Tránsito sin necesidad de la fiscalización in situ de un agente de la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett)”.

También exhorta la elaboración de una “estrategia de tránsito y transporte a largo plazo, con planes nacionales y municipales de tránsito y transporte cuatrienales”, que esté coordinado por el Intrant.

Parque vehicular

Al cierre del año pasado Santiago quedó con 348,274 vehículos, ocupando el tercer lugar entre las 31 provincias, según cifras de la DGII. La Vega tiene 233,548 unidades, de las cuales 17,750, un 7.6%, son motocicletas.

Son 200,770, equivalente a un 4.9% del parque vehicular, los que están registrados en San Cristóbal.

Duarte, con 289,574 habitantes de acuerdo a datos del Censo de 2010, tiene en su demarcación 143,407 vehículos registrados en Impuestos Internos.

El “Mapa de la Pobreza en República Dominicana 2014”, del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPyD), establece que Elías Piña, con una tasa de pobreza de 83.2%, es el menor desarrollo del país, dato que se corresponde con los 12,292 vehículos contados en su territorio.

La cantidad mínima de vehículos que se registran en el país se encuentra en Pedernales, provincia que tiene un índice de pobreza de 74.6%. Los datos de la DGII indican que en esta provincia del suroeste se registraron 4,097 unidades.

Bahoruco, ocupando la posición tres del índice, con una tasa de 74.5%, cuenta con el 0.4% del parque vehicular, equivalente a 16,389.

El Seibo, con 24,584, igual al 0.6%; Dajabón, con 20,487, un 0.5%; San José de Ocoa, con 20,487 o un 0.5%, e Independencia, con 0.2% o 8,195 vehículos, completan las provincias que en sus territorios los medios de transporte terrestre son escasos.

Tipos de vehículos

“Al 31 de diciembre de 2017, el inventario de vehículos registrados ascendió a 4,097,338 unidades, registrándose un total de 243,300 vehículos de nuevo ingreso respecto al 2017, de los cuales el 54.6% son motocicletas, el 21.1% corresponde a automóviles, el 10.2% son yipetas y el 14.0% restante corresponde a vehículos de carga, autobuses, entre otros”, detalló la DGII.

Al referirse a los carros, que a 2017 suman 865,186, el Distrito Nacional tiene 317,523, equivalente al 36.7%; 203,318, un 23.5%, están en Santo Domingo y en Santiago 69,900, un 11.2%.

De los 96,473 autobuses registrados, Pedernales, con un 0.1%, encabeza la lista de las provincias que menos tienen. Le sigue Elías Piña, con 0.2%; El Seibo, con 0.3%; Santiago Rodríguez, con 0.4%, y Azua, con 1%. El Gran Santo Domingo cuenta con 55,279, un 57.3%.

Las yipetas, que ocupan el 10.2% del parque vehicular, están distribuidas mayoritariamente en el Distrito Nacional (30%), Santo Domingo (19.7%), Santiago (13.1%), La Vega (3.8%), Puerto Plata (3.7%) y San Cristóbal (3.7%).

De las motocicletas, que suman 2,238,671 en total, 335,948, un 15.9%, están en el Distrito Nacional; 286,549 (12.8%), en Santo Domingo; 170,138 (7.6%) en La Vega; 141,036, un 6.3%, en Santiago; 138,797 (6.2%), en San Cristóbal y 94,024 (4.2%) en Montecristi.

En cuanto a las máquinas pesadas, que son 22,254, en Pedernales no se registra ninguna; en Bahoruco, Independencia y San Juan solo tienen 22, un 0.1%, respectivamente, y Elías Piña y Samaná poseen 44, un 0.2% cada una.

Un bien para hombres

De las 4,097,338 unidades de vehículos a 2017 registradas en la DGII, un 31.4% pertenece a personas jurídicas y un 68.6% personas físicas. Al dividir esta cifra por el género de los propietarios, se establece que 2,186,782, equivalente a un 77.8%, corresponden a hombres y 623,992, un 22.2%, a mujeres.

Los hombres, que en muchos de los casos usan estos medios para trabajar, suelen comprar más máquinas pesadas 89.4%, en contraste con las féminas que son dueñas del 10.6%. El 88.2% de los vehículos de carga pertenecen a hombres y el 11.8% a mujeres.

¡Suscríbase al boletín!

Suscríbase para recibir en su correo las noticias más importantes sobre economía y finanzas.
SUSCRIBIRME
close-link