Periódico elDinero

Finanzas

Moody’s: Deuda dominicana pisa la línea del “riesgo alto” El monto consolidado a julio cerró en US$38,844.2 millones, un 49.3% del PIB

Jairon Severino Por: Jairon Severino Santo Domingo 0 Compartir 6 de septiembre, 2018

La calificación de riesgo de la deuda dominicana está en riesgo alto o pisando el límite o línea de riesgo considerable, según la tabla que tienen Moody’s, Standard & Poor’s y Fitch Ratings, las tres principales firmas calificadoras.

Sin embargo, la tasa mínima exigida por los inversionistas por los bonos dominicanos está ligeramente por debajo del promedio de América Latina, lo que se interpreta como una señal de confianza en la estabilidad macroeconómica de República Dominicana. Para este año vencen US$586.5 millones, cuyo rendimiento al final de la emisión está estimado en un 9.04%.

Los bonos soberanos se ubican entre B1 y Ba3, en el caso de Moody’s y en el nivel BB- para las interpretaciones que le dan Standard & Poor’s y Fitch Ratings al riesgo de la deuda del país.

Si se toma como referencia las calificaciones B1 y B3, según la escala, el país está en capacidad mínima de pago, lo que equivale a un riesgo alto. De manera específica, detalla, una obligación calificada B es más vulnerable al no pago que las señaladas como BB, pero el emisor tiene actualmente la capacidad de cumplir con sus obligaciones.

En este nivel, según Moody’s, condiciones adversas de negocios, financieras o económicas probablemente deteriorarían la capacidad o voluntad de pago por parte del emisor. Los bonos con vencimiento en 2022 y 2048 tienen calificación B3 y BB-, si se agregan las opiniones de Standard & Poor’s y Fitch Ratings.

riesgo pais spread
Las calificaciones entre AAA y BBB-, en las que se incluyen Aa1 y AA; Aa2 y AA-; A2 y A-; Baa1 y BBB, indican un grado de inversión, lo que significa una muy alta capacidad de pago de capital e intereses y los factores de riesgo son inexistentes. En el caso de República Dominicana, ninguna de sus emisiones soberanas en el mercado externo está en esta categoría.

El representante del Banco Mundial (BM) en República Dominicana, Alessandro Legrottaglie, expresó la preocupación de esa institución por el endeudamiento, recomendando al Gobierno ser más selectivo en las inversiones. A su entender, es necesario aprobar un pacto fiscal en el menor tiempo posible.

De acuerdo con la Dirección General de Crédito Público, del Ministerio de Hacienda, al 31 de julio de 2018, el saldo de la deuda del sector público no financiero (SPNF) totalizó US$31,400.2 millones, representando el 39.8% del producto interno bruto (PIB) estimado. Sin embargo, la deuda consolidada cerró en este período en US$38,844.2 millones, equivalente a un 49.3% del PIB.

El saldo de deuda del SPNF está compuesto en un 68.40% por deuda externa, la cual presentó un saldo insoluto de US$21,477.1 millones; mientras que el 31.60% restante corresponde a deuda interna, que totalizó RD$492,137.03 millones, equivalente a US$9,923.1 millones, a la tasa de cambio de RD49.59 por dólar.

Estos montos representan el 27.2% y el 12.6% del PIB estimado, respectivamente. Del total de la deuda interna unos US$2,668.9 millones (3.4% del PIB) es deuda intragubernamental, es decir, la deuda contraída por una institución del gobierno con otra, como son los bonos emitidos por el Gobierno Central para la capitalización y recapitalización del Banco Central.

Los datos oficiales establecen que el PIB nominal estimado está en base a 2007, de acuerdo al panorama macroeconómico consensuado entre el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPyD), Ministerio de Hacienda (MH) y el Banco Central (BC), el cual fue revisado el 7 de junio de 2018 de US$78,828.90 millones.

¿Qué es el EMBI?

Los inversionistas utilizan el EMBI (Emerging Markets Bonds Index), el cual es calculado por J.P. Morgan Chase basado en el comportamiento de la deuda externa emitida por cada país. Mientras menor certeza de que el país honrará sus obligaciones, más alto será el EMBI de dicho país, y viceversa.

El EMBI es la diferencia (SPREAD) entre las tasas de interés que pagan los bonos denominados en dólares, emitidos por países subdesarrollados, y los Bonos del Tesoro de Estados Unidos, considerados “libres” de riesgo. (Tasa bonos del tesoro + EMBI de país determinado) = la tasa mínima que exigiría un inversionista para invertir en ese país.

¡Suscríbase al boletín!

Suscríbase para recibir en su correo las noticias más importantes sobre economía y finanzas.
SUSCRIBIRME
close-link