Periódico elDinero

Editorial

Los call centers y la generación de empleos formales Este sector emplea a más de 50,000 personas y aporta más de RD$1,500 millones al PIB

0 Compartir 12 de julio, 2018

Archivado en:


En los años 70, 80 y 90 las zonas francas en República Dominicana eran, con las excepciones de lugar, sinónimo de textiles, es decir, fábricas con producción en línea repletas de gente haciendo lo mismo. Hoy la realidad es 180 grados diferente.

Este sector ha experimentado una diversificación notable durante los últimos años. En 2010, para tomar un año de referencia, las confecciones y textiles representaban el 53%, mientras que ahora apenas representan el 19%, según el valor exportado.

Los implementos médicos y farmacéuticos, que hace siete años eran el 7%, ahora son el 26%, mientras que los productos eléctricos y electrodomésticos pasaron de un 12% a un 16% en este período. Tabacos y derivados, como actividad, pasó de 6% a 14% entre 2010 y 2017. Joyería, sin embargo, perdió espacio al pasar de 10% a un 7%.

En este proceso de diversificación entraron al pastel los centros de llamadas (call centers), producto del surgimiento de una nueva necesidad entre las empresas y sus clientes.

El Consejo Nacional de Zonas Francas de Exportación (CNZFE) contabiliza 20,177 puestos de trabajo directos al cierre de 2017 generados por los call centers, los cuales son, sin duda, una puerta de entrada al mercado laboral para jóvenes que en muchos casos no tienen experiencia. En la mayoría de los casos son egresados del programa de inglés por inmersión que ejecuta el Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología.

Los call centers les dan la oportunidad a jóvenes de ser entes productivos, independientes y que aportan en sus hogares. Sólo basta con analizar lo que significa para una familia no tener que subvencionar los estudios de sus hijos. Esto, por supuesto, se convierte en una mejor calidad de vida y capacidad de consumo.

Según cifras oficiales, República Dominicana cuenta con 72 empresas de call centers, todas bajo el régimen de zonas francas. Representan un 5.4% de las inversión total acumulada y generan el 12.2% de los empleos directos de esa área de la economía.

En cuanto al aporte directo a la economía, generan alrededor de RD$1,518.6 millones en pagos por servicios de electricidad, a Infotep, agua, seguridad social y telecomunicación. Hay cerca de 50,000 personas empleadas en estas empresas.

Para el vicepresidente ejecutivo de la Asociación Dominicana de Zonas Francas (Adozona), José Manuel Torres, el mejor negocio que puede hacer el país como Estado es invertir en el desarrollo este sector, pues ha quedado demostrado que retorna RD$7.00 por cada peso que se contabiliza en incentivos.

Un informe de Adozona establece que República Dominicana está entre los líderes en la generación de empleos formales en América Latina con 165,724, superando a Honduras (146,00), Nicaragua (115,050), Brasil (87,851), Costa Rica (82,086), El Salvador (74,000) y Colombia, que emplea a 67,605 personas en el sector.

Las zonas francas dominicanas también lideran el renglón de exportaciones en la región con US$5,695 millones, superando a Costa Rica (US$4,729 millones), Chile (US$3,710 millones), Colombia (US$3,093 millones), Puerto Rico (US$3,000 millones), Nicaragua (US$2,752 millones) y El Salvador, que exporta US$2,521 millones. Ya sea a través de los call centers o cualquier otra área, la generación de empleos formales siempre es saludable para una economía.

¡Suscríbase al boletín!

Suscríbase para recibir en su correo las noticias más importantes sobre economía y finanzas.
SUSCRIBIRME
close-link