Periódico elDinero

Noticias

Sectores público y privado dominicano reconocen importancia de los arbitrajes

Rossbell de la Rosa Por: Rossbell de la Rosa Santo Domingo 0 Compartir 29 de junio, 2018
dsc 3717

En República Dominicana cada día más los contratos de construcción e inversión están incluyendo la clausura que permite a las partes llevar cualquier disputa a un arbitraje, un mecanismo confiable, rápido y eficaz.

Así lo entendió Ricardo Koening, presidente del Centro de Resolución Alternativa de Controversias (CRC), quien ponderó que los tratados internacionales en materia de inversión brindan la opción para que las empresas puedan llevar los casos a arbitraje sin tener que ventilarlo en los sistemas judiciales que son costosos y conllevan más tiempo.

Durante el conservatorio “Retos y dificultades del arbitraje: Lavado y corrupción”, organizado por el CRC y la Cámara de Comercio y Producción de Santo Domingo, Koing ponderó que los sectores público y privado están reconociendo la importancia del mecanismo del arbitraje, debido a que ha aumentado la participación del país en arbitrajes internacionales.

“Luego de la firma de un contrato pueden pasar años antes de que aparezca un caso que necesite arbitraje, por eso es necesario educar desde ahora a los profesionales para que, en caso de presentarse un incidente, sepan cómo majearlo”, dijo Koening.

Indicó que el éxito del arbitraje está en su eficiencia, rapidez y confidencialidad. “A nadie le interesa que su caso de ventile porque una disputa pública puede hacerle daño a la empresa”.

Koening resaltó que a nivel mundial el arbitraje ha despertado interés, al considerar que la corrupción y el lavado de activos están categorizados como grandes males que carcomen y destruyen la vida productiva de la institucionalidad de una nación.

De su lado, el abogado Manuel Fermín destacó que la presencia de arbitrajes es común en un cambio en la administración de gestión porque se presenten casos de excepción de corrupción, mediante los cuales el Gobierno se rehúsa a pagar los reclamos de los inversionistas alegando que la contratación se realizó en el marco de corrupción.

“En el caso de las adjudicaciones está el problema de probar si realmente se hizo bajo corrupción, porque si es difícil en los estamentos judiciales mucho más en la cede arbitral porque los árbitros no son funcionarios ni pertenecen al Ministerio Público y, por consiguiente, no tienen los mismo poderes para investigar ese tipo de hecho”, entendió Fermín.

La actividad contó con los expertos Roger Rubio, de Perú; Francisco González, de México; Nancy Anzoategui, de Argentina; Luis Martínez, de Estados Unidos y Manuel Fermín de República Dominicana.