Periódico elDinero

Disrupción

Cómo vender y comprar influencia en Instagram

Melvin Peña J. Por: Melvin Peña J. 0 Compartir 21 de junio, 2018

Cuando la realidad estaba hecha de átomos y no de píxeles, leí una frase que me encantó, hace todos los años del mundo. Decía, más o menos, así: “En los medios de comunicación hay influencias que se venden (los anuncios) e influencias que no se venden (el contenido)”. En Instagram, todo se vende y se compra, pero hablemos solo del contenido.

Compartiré algunos consejos para influencers, desde aspirantes hasta grandes ligas, válidos también para las marcas interesadas en comprar influencia.

Si aspiras a ser influencer, lo primero que debes hacer es identificar las marcas que pretendes como target y las que orbitan a su alrededor, para asegurarte de que en tu mundo resuena el estilo de vida que ellas promueven.

Segundo, procura cultivar una audiencia de calidad. Eso, si te interesan las marcas de nicho, esas que valoran más quién te sigue, “quién dice qué” en los comentarios y cómo interactúas con tus seguidores.

Cuando tengas un número de seguidores, digamos, decente, ya estás maduro para monetizar tu influencia, a partir de una mezcla de criterios objetivos (cuantitativos) y cualitativos (el famoso engagement) y varios intangibles que no tengo espacio para citar en esta columna.

Criterios cuantitativos son cantidad de seguidores, promedios de likes y comentarios por post, frecuencia de posts, comparaciones de resultados con otros instagramers semejantes (por no decir “competidores”, que en Instagram todo es “peace and love”).

Con estos elementos a la mano, puedes definir una tarifario, que dependerá de la cantidad de posts por marca que acuerdes; el precio variará si se trata de mensajes puntuales o de una campaña; si el contenido deberá amplificarse en tus otras cuentas de redes sociales o aparecerá solo en Instagram, si incluirá algún post en tu blog o alguna mención en los medios convencionales donde participas.

El tema de las tarifas en el mercado de la influencia, donde entran en juego tantos intangibles, da para una tertulia, pero avancemos algo por este canal, para dejarte una idea.

Según mis investigaciones en el mercado local, un influencer cotizado, orientado a un segmento con capacidad y disponibilidad de consumo, puede cobrar desde cien dólares por post, dependiendo de la cantidad de posts y tiempo comprados, y unos mil dólares promedio por una campaña de dos semanas.

Nia Pejsak, una experta en marketing de modas que ha trabajado para famosas marcas, nos da una perspectiva internacional: “Instagramers con cientos de miles de seguidores y buen engagement cobrarían desde US$500 hasta US$1,000 por post. Un paquete podría oscilar entre US$2,000 y US$10,000, dependiendo de la duración y números de posts”.

Dice también palabras mayores: “Ser firmado para una campaña integral que incluya anuncios, el uso de su imagen en la tienda y una serie de posts durante toda la campaña puede oscilar entre US$20,000 y US$30,000”.

Hay acuerdos globales que también incluyen comisión por ventas del producto anunciado, pero estos convenios son reservados para embajadores de marca y pueden ascender hasta un 10% de las ventas totales. Esos son los grandes ligas.

¡Suscríbase al boletín!

Suscríbase para recibir en su correo las noticias más importantes sobre economía y finanzas.
SUSCRIBIRME
close-link
A %d blogueros les gusta esto: