Periódico elDinero

EconoBusiness

Impacto de la economía sostenible en el sector agroindustrial

Jean Carlos Peña Por: Jean Carlos Peña 0 Compartir 23 de mayo, 2018

En el año 2017 la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO) pronosticó que en el 2050 la superficie de tierra cultivable necesaria sería de unos 70 millones de hectáreas. Para 2015 la cifra se situaba en 10,991 millones hectáreas de tierra cultivable.

A medida que la población global va creciendo, las organizaciones internacionales como el Banco Mundial, el FMI y la FAO, han realizado estudios proyectados a 2050 para identificar las necesidades de la población mundial para ese entonces y elaborar estrategias que enfrenten los retos del futuro. Uno de esos retos es la sostenibilidad del sector agroindustrial, siendo este un pilar de la economía global.

De acuerdo con los estudios y proyecciones de la Naciones Unidas, la población mundial se acercará a los 9,773 millones de personas. Esta población, a su vez, va a requerir un sinnúmero de elementos, estructuras y condiciones para la preservación de la vida y la convivencia propia, entre ellos la alimentación como en ser intrínseco necesario del ser humano.

¿Cuál va a ser la estrategia de productividad agroindustrial para satisfacer la demanda de alimentos para 2050? ¿Qué están haciendo todos los países? ¿Cuál es su plan estratégico? Toda acción tiene que estar apegada a un programa de desarrollo sostenible de la economía para el sector agroindustrial.

En la mayoría de los países subdesarrollados que tienen como base principal el sector agroindustrial podemos encontrar que dicho sector es uno de los más descuidados en sus reformas y las condiciones de los gobiernos no se han traducido en las condiciones más favorables esperadas.

Podemos encontrar políticas como la de crédito en donde el incentivo de financiación no ha sido tan atractivo para el sector agroindustrial, por la alta tasa de interés implícita al crédito; también podemos destacar el bajo desarrollo estructural que propicien una competitividad más eficiente aportando una productividad mayor a los participantes de dicho sector. En este punto me refiero al desarrollo de la infraestructura vial: puertos marítimos, carreteras, autopistas, marina mercante nacional, puentes, como también la creación de centro de logísticas óptimos para el almacenaje de dichos productos y él tratamiento adecuado de ellos. Esto impide que dicho sector se enfoque en una productividad sostenible en la mejora y eficacia de sus procesos, potenciando la búsqueda de la mejor tecnología aplicable a la producción y la estrategia de valor agregado.

Podemos observar que países como Alemania, Estados Unidos, España, Chile, Brasil y Costa Rica han implementado políticas con un impacto positivo al desarrollo sostenible del sector agroindustrial. Estableciendo de esta manera las plataformas necesarias que propician un desarrollo constante y eficaz, permitiendo que cada participante de dicho sector sea puntero en el mercado local e internacional, cumpliendo los requerimientos de ambos mercados; de tal manera los participantes de dicho sector han podido dedicar su tiempo y sus recursos a la mejora continua y el desarrollo de estrategias que permitan agregar valor a sus productos.

El desarrollo sostenible de la economía agroindustrial consiste en la mejora de los procesos implementación de tecnología que apoye la preservación del agua y del suelo, que optimice el uso de los recursos naturales permitiendo entre ellos hacer un proceso de reciclaje y reutilización de los desperdicios. Esto permite que cada productor llegue alcanzar su mayor sueño “lograr hacer producción de escala con productos de calidad para hacer negocios de comercio exterior”, es decir, exportación.

Cabe destacar que en los ejemplos mencionados dentro de sus políticas y estrategias de desarrollo sostenible de los sectores agroindustrial han incluido la educación como pilar y base fundamental de dicho proceso de transformación. En donde el hacer carrera y vida profesional en el sector agroindustrial es un atractivo y un negocio sostenible y de impacto social.

República Dominicana amerita de una política de desarrollo sostenible para el sector agroindustrial. El Ministerio de Agricultura ha realizado varios estudios en donde ha hecho un levantamiento de las necesidades, debilidades y fortalezas del sector agroindustrial, pero en mi opinión, la falta de consistencia, institucionalidad del Estado y el desarrollo del plan estratégico, han debilitado el impacto de políticas y estrategias que en sus primeros pasos fueron de gran importancia.

Creo profundamente que es necesaria la intervención del sector financiero y el sector privado de manos de esos grupos empresariales con gran tradición y experiencia en el sector agroindustrial para el desarrollo de cada una de las provincias de República Dominicana y el mejoramiento sostenible de sus procesos de producción y potenciar de dicha manera la rentabilidad y posicionamiento del negocio agroindustrial.

¡Suscríbase al boletín!

Suscríbase para recibir en su correo las noticias más importantes sobre economía y finanzas.
SUSCRIBIRME
close-link