Periódico elDinero

Opiniones

Propuesta de financiamiento para el sector agroindustrial y las Pymes

Antonio Espín Por: Antonio Espín 0 Compartir 27 de abril, 2018

Mucha tinta se ha gastado y son imposibles de contabilizar las horas de seminarios y reuniones, tanto del sector público como del privado, para decirnos cómo ha disminuido la participación del sector industrial con relación al PIB en los últimos años, conjuntamente con la baja competitividad de algunos sectores productivos, y el bajo nivel de exportaciones que venimos mostrando.

Pero, por otro lado, también se argumenta la falta de recursos con los cuales desarrollar, principalmente los proyectos del sector agroindustrial y del sector de las pequeñas y medianas empresas (Pymes). Recursos que cumplan con programas cómodos de repago y tasa de interés competitiva. Y es que, muy a menudo, los préstamos resultan difíciles de cumplir en cuanto al tiempo de repago, la tasa de interés y los abonos al capital, lo que conlleva a una disminución fuerte del capital de trabajo para esos sectores. Tampoco debemos esperar la mano dadivosa del gobierno y las visitas sorpresas para ejecutar proyectos.

Una propuesta de focalizar préstamos hacia esos sectores es la de crear un tipo de fondo para utilizarlo en forma de leasing. Este mecanismo, más o menos, funciona cuando una empresa (generalmente industrial) desea comprar equipos y maquinarias necesarios para su desarrollo y modernización. Entonces, una institución financiera, en coordinación con la empresa, adquiere los equipos y maquinarias para financiárselo en forma de leasing (alquiler) a 36, 48 y hasta 60 meses, o más. Al final del término del pago, los documentos legales de las maquinarias y equipos son liberados y traspasados legalmente por la institución financiera a favor de la empresa. Con este método, le facilita un capital fresco, sin ahogarlo económicamente, y poder pagarlo en cómodas cuotas, al tiempo que moderniza su planta, equipos y maquinarias.

El modelo leasing fue introducido en los años 90 y se desarrollaron varias docenas de empresas para financiar mediante este modelo a diversas industrias. Pero todas ellas desaparecieron, (por un pequeño detalle) y es que le cayó la mano negra de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), quien exigía que al financiamiento que realizara la institución financiera por concepto del leasing de los equipos y maquinarias alquilados, se le adicionara el impuesto de transferencia a bienes industrializados y servicios (ITBIS) en cada uno de los pagos. Ya que la DGII argumentaba que, al ser un modelo sustentado como si fuera alquiler de equipos, estos debían pagar el ITBIS. De acuerdo con el artículo 338 punto 4) sobre los alquileres.

No valieron las explicaciones de que se trataba de un modelo de financiamiento para modernizar la estructura productiva del país, muy usado en los países en desarrollo. Los industriales que obtuvieron los primeros leasings no estaban dispuestos a pagar, cuota de la renta, intereses, seguros, y además el ITBIS. Se cancelaron los leasings otorgados. Ahí murió la criatura que recién empezaba a respirar.

Entonces, si lo que se quiere es relanzar el sector industrial de las mentadas Pymes y del sector agroindustrial, si lo que se quiere es un país con potencial de exportación para competir en el complejo mundo de bienes y servicios, no es con llamados a la guerra, pero sin armas. Debe crearse una Ley de Leasing para fomentar la reestructuración industrial y agroindustrial, obtener equipos y maquinarias modernos en cuotas de entre 5 y 7 años, para reemplazar las obsoletas plantas de producción.

Dicha ley será únicamente para financiar maquinarias y equipos (no carros, ni jeepetas) tanto industriales para las Pymes como para el sector agropecuario y no debe incluir el ITBIS en estos financiamientos, de la misma manera que no se cobra como se hace hoy en día en los préstamos bancarios.

Una institución que pudiera proveer fondos para estos nuevos proyectos, además de los bancos, son las cooperativas y el Banco Agrícola. Estas entidades cuentan con cientos y cientos de recursos financieros, para coadyuvar en la modernización de los sectores agroindustriales y Pymes, para modernizar la producción de bienes y servicios fundamentales para competir tanto en el mercado interno como en el fomento de las exportaciones de bienes. Es una propuesta, si alguien tiene otra mejor, favor plantearla.

¡Suscríbase al boletín!

Suscríbase para recibir en su correo las noticias más importantes sobre economía y finanzas.
SUSCRIBIRME
close-link
A %d blogueros les gusta esto: