Periódico elDinero

Visión Empresarial

Las palabras del presidente Danilo Medina

Franklin Vásquez Por: Franklin Vásquez 0 Compartir 1 de marzo, 2018

A juzgar por el discurso del presidente Danilo Medina, el país dominicano es maravilloso, con un crecimiento sostenido, baja inflación, control del tipo de cambio, una tasa de interés que ha inducido al aumento del crédito y la inversión, y un nivel de exportaciones que alcanzó durante el 2017 un record histórico. En ese mismo país, se han creado más de 600,000 empleos en los últimos cinco años, se ha ampliado la clase media en 7.4 puntos porcentuales y, concomitantemente, 1,200,000 personas han salido de la pobreza.

Según los datos del Presidente, a pesar de los huracanes Irma y María, la economía dominicana creció un 4.6% durante el año pasado, al tiempo que la inversión extranjera directa se expandió un 48%, superando ampliamente los US$3,000 millones, y el turismo generaba más de US$7,200 millones producto de la llegada al país de alrededor de 6 millones de turistas. Siguiendo con las buenas noticias del Presidente, es un hito la colocación de bonos en pesos en los mercados internacionales, lo que habla muy bien de la mejora significativa que ha tenido el país en términos de la calificación de riesgo.

Las Mipymes para el presidente Medina continúan siendo las más aventajadas, pues estuvieron beneficiadas con más de RD$20,000 millones durante los últimos años, lo que ha sido cónsono con su buen comportamiento, pues pagan religiosamente los préstamos que le ha otorgado Banca Solidaria, registrando una mora que asombra de 1.3%.

Por igual, la atención al sector agropecuario se erige como otro punto luminoso, duplicándose la cantidad de créditos que le otorga el Gobierno a esta actividad. En efecto, entre 2012-2017, la agropecuaria recibió alrededor de RD$90,000 millones a tasas de entre un 8% y 5%, lo que ha permitido la recuperación de miles de pequeños y medianos productores.

Por igual, el presidente Medina resaltó las acciones que se están realizando para mejorar la competitividad del país, promover las exportaciones y elevar la cantidad de empleos que genera la economía dominicana. Así, enfatizó el logro de reducir de 7 a 3 días el tiempo para la formalización de una pequeña empresa en el país, lo que ha provocado que una gran cantidad de emprendedores se atrevieran a involucrarse en una iniciativa empresarial.

Esto también ha motivado que 72,000 empresarios se hayan convertido en suplidores del Estado. Como ven, las palabras del Presidente anuncian buenas nuevas en todos los ámbitos de la administración pública, pero ¿y la deuda pública para cuándo?