Periódico elDinero

Industria

Curazao busca apoyo de inversionistas extranjeros para sus zonas francas

Pablo García Por: Pablo García Santo Domingo 0 Compartir 21 de febrero, 2018
curazao zonas francas

El gobierno de Curazao ofrece una serie de incentivos a las empresas de zonas francas que se instalen en su territorio, a través de la Ley de Zona Económica, entre los que figura un 0% de aranceles y de impuesto sobre el volumen de venta y solo el 2% sobre las ganancias generadas por exportación.

Así lo comunica Jacqueline Jansen, directora del Centro Industrial y Compañía de Desarrollo y Comercio Internacional de Curazao (Curinde), resaltando además que está permitido importar, almacenar, empacar, distribuir, ensamblar, exhibir, elaborar, producir bienes y prestar ciertos servicios, libres de derechos de importación.

Jansen explica que como Curazao forma parte del Reino de los Países Bajos, muchos productos pueden entrar al mercado europeo bajo condiciones favorables. Sin embargo, aclara que el producto final debe conseguir un valor agregado de por lo menos 30% en la isla.

“Curazao, con su ubicación estratégica en el Caribe, ofrece muchas posibilidades a empresas que quieren exportar y distribuir sus productos a mercados en el Caribe, centro y Suramérica, Norteamérica y Europa”, destaca.

La directora de Curinde agrega que “Curaçao Industrial & International Trade Development Company”, es una entidad semi-privada que tiene como objetivo fomentar el comercio internacional e industrialización de la isla.

“El Gobierno es dueño de 85% de las acciones y un banco de desarrollo local tiene el 15% restante. Curinde es la empresa manejadora y operadora de dos zonas francas (económicas) y un parque industrial. Los funcionarios de Curinde dan guía y asesoría a inversionistas que quieren establecer una empresa en Curazao”, asegura.

Además de los incentivos, cita entre las ventajas poseer un sistema jurídico-legal independiente, basado en las normas europeas; un sistema educacional de alto nivel, un puerto desarrollado, incluyendo una terminal de contenedores y dique seco con múltiples conexiones al Caribe, el continente americano y la Unión Europea.

Asimismo, un aeropuerto internacional con conexiones aéreas al Caribe, Norteamérica, Suramérica, Centroamérica y la Unión Europea, servicios financieros desarrollados, parques empresariales con edificios multi-funcionales, una moneda estable y un régimen convertible (transacciones en dólar, florín y otras monedas).

“Curazao respeta reglas comerciales internacionales. La zona franca de Curazao respeta la propiedad intelectual. Curinde es miembro también de International Anti-Counterfeiting Coalition, una organización que vela y representa los intereses de los dueños de marcas renombradas”, resalta Jansen.

Ventajas

La directora del Centro Industrial y Compañía de Desarrollo y Comercio Internacional de Curazao destaca que la mayoría de la población del país se comunica en cuatro idiomas: holandés e inglés (oficial) y el español y papiamento (idioma materno).

“Esto facilita a empresas latinoamericanas que quieren hacer negocios con la Unión Europea y viceversa, por ejemplo”, resalta Jacqueline Jansen como parte de las ventajas que ofrece Curazao para hacer negocios.