Periódico elDinero

Energía

Los apagones también afectan rentabilidad de generadores

Jairon Severino Por: Jairon Severino 0 Compartir 25 de febrero, 2014

Los cortes o suspensión del servicio de electricidad se han recrudecido. Desde que se inició 2014 las tandas de apagones se han vuelto más largas. Sin embargo, el racionamiento no obedece a que hay menos capacidad de generación. Todo está relacionado con el control o gestión de la demanda que han ordenado las autoridades al frente del sector eléctrico para bajar el impacto del subsidio en las finanzas públicas.

Todo indica que los apagones no sólo afectan a los consumidores, incluyendo a industrias y comercios, sino que las empresas generadoras también han registrado una disminución considerable del flujo de efectivo.

La gestión de la demanda, que no es más que fijar un tope máximo de demanda para despachar una menor cantidad de plantas, se ha vuelto, junto a las deudas acumuladas, el principal enemigo financiero de las empresas distribuidoras. La decisión administrativa ha puesto en duda la ejecución de importantes proyectos de ampliación del sector privado.

Armando Rodríguez, quien está al frente de Seaboard, una de las principales empresas generadoras del sector, está preocupado. Aunque entiende la necesidad del Gobierno de bajar el subsidio, afirma que los precios se han desplomado y hay muchas unidades que el Organismo Coordinador del Sistema Eléctrico Nacional Interconectado (OC-SENI) no las despacha.

Reveló que algunos planes de inversión de casi todas las empresas del sector están en suspensión. Afirma que la actividad económica no es suficiente para llevar el crecimiento de la demanda mas allá de 3%, equivalentes a 60 megavatios, cuando por años había sido de 100 megavatios.

Reconoce que la deuda recién ha comenzado a disminuir pero el gobierno paga dos o tres veces al año y eso no es sostenible cuando todos los gastos son mensuales.

Destaca que los precios del mercado spot, que representan entre el 12 y 15% del mercado, es el único afectado negativamente por este fenómeno. En ese mercado, los precios han bajado del rango de US$.017 a US$0.22 centavos por kilovatio hora un rango de tan solo 12 a 17 centavos de dólar por kWh. “Si tenemos en cuenta que el mercado spot está diseñado para atraer inversionistas a invertir en plantas muy eficientes con tecnología de punta aun sin contrato, mediante señales de precio (alto), hasta tanto haya una licitación que le permita contratar toda o parte de la capacidad que instale”, explica Rodríguez.

De hecho, dice, la situación de los precios spot ha desalentado a muchos inversionistas de proyectos de generación, incluyendo los de energía alternativa. Sostiene que los únicos beneficiados de esta situación son las empresas generadoras con contratos con precios más altos que, aunque no despachen sus plantas, compran esta energía barata del mercado spot y la venden a las EDE a precios más caros bajo sus contratos.

“Esa transferencia de rentabilidad causada por el manejo del suministro de la demanda por parte del gobierno es un mayor factor aun que los bajos precios para desalentar la inversión”, apunta el presidente de Seaboard.

¡Suscríbase al boletín!

Suscríbase para recibir en su correo las noticias más importantes sobre economía y finanzas.
SUSCRIBIRME
close-link