Mejorar la gestión tributaria es un imperativo para el Estado

Periódico elDinero

Editorial

Mejorar la gestión tributaria es un imperativo para el Estado La “pobre” presión fiscal no puede ser excusa para subir las tasas y revisar exenciones

0 Compartir 3 de Julio, 2017

Hablar de impuestos en República Dominicana, para los que cobran y para quienes pagan, resulta ser un tema con diversos puntos de vista. Pagarlos no es cómodo ni gracioso, pero muchísimo más irritante es cuando se tributa y no se ven los resultados esperados. Los contribuyentes tienen el derecho constitucional de pedir cuentas a quienes administran los ingresos pagados a través de los diversos canales de recaudación de que dispone el Estado.

¿Por qué toda la población, incluyendo a los empresarios, considera que en este país se pagan muchos impuestos y que es muy alta la carga tributaria de la población? ¿Hay razones para preocuparse por la calidad del gasto? ¿Por qué ha crecido tanto la deuda pública a través de emisiones de bonos soberanos tanto internos como externos? ¿Hay alguna relación entre la baja presión tributaria que supuestamente tiene República Dominicana con la necesidad de financiar el gasto público con empréstitos?

El ministro de Hacienda, Donald Guerrero, considera que el verdadero riesgo para la economía dominicana está en la “pobre” presión fiscal y no en la deuda pública. Sustenta su afirmación en que la presión fiscal en el país es de un 14.6% del producto interno bruto (PIB), frente a un promedio de 23.3% de América Latina.

El funcionario afirma que la deuda pública tiene niveles sostenibles y que es manejada de manera correcta y responsable. “No hay espacios para incertidumbres ni suspicacias”, afirma. ¿Cuántas formas de interpretación tendrán estas declaraciones del ministro de Hacienda? Todo dependerá del color del cristal con que se mire.

Lo que sí es indiscutible es la necesidad que tiene el Gobierno de captar la mayor cantidad de recursos, vía los impuestos, para cumplir con las necesidades básicas del país: salud, educación, infraestructura, seguridad, producción de alimentos, transporte y seguridad jurídica, entre otros. ¿Qué habrá querido decir cuando afirma que la mayoría de las exenciones del Impuesto a la Transferencia de Bienes Industrializados y Servicios (ITBIS) es recibida por hogares de ingresos medios altos, lo cual califica como “totalmente ineficiente”, en términos de políticas públicas?

El Centro Regional de Estrategias Económicas Sostenibles (CREES) considera que cuando se realizan análisis comparativos de presión tributaria, es necesario concluir que las comparaciones internacionales deben ser realizadas con mucho cuidado. Indica que aunque la presión tributaria parece una medida homogénea, puede comprobarse que contiene distorsiones que provienen de los ingresos que se empleen. Estas distorsiones provienen de contribuciones a la seguridad social, pero también pueden proceder de ingresos por explotación de recursos naturales. Estos últimos son muy importantes dentro de los ingresos de diferentes países de América Latina.

La entidad entiende que la presión tributaria de República Dominicana resulta similar a la de los países de América Latina. Los ingresos provenientes estrictamente de impuestos fueron 13.3% en el país en 2015, mientras que el promedio para América Latina fue 14.49%. Sin embargo, evidencia que los dominicanos tienen la mayor carga tributaria proveniente específicamente de impuestos entre los países de la región.

Ahora bien, en medio de estas discusiones hay algo que siempre será necesario tomar en cuenta. No se puede olvidar que la gerencia del sistema tributario, o sea, su administración y fiscalización, juega un papel fundamental en la efectividad (calidad y cantidad) de los impuestos. Si no mejoramos la gestión será imposible que se logre aumentar la recaudación a través de una disminución drástica de la evasión. Esperemos que los US$50 millones aprobados por el BID para mejorar la gestión tributaria den frutos positivos.

Sería saludable, hablando de transparencia, que se explique claramente cómo se invertirán estos recursos y no sólo en qué.


¡Síguenos en las redes sociales!

¡Suscríbase al boletín!

Suscríbase para recibir en su correo las noticias más importantes sobre economía y finanzas.
SUSCRIBIRME
close-link
A %d blogueros les gusta esto: