Periódico elDinero

Deportes

Peloteros dominicanos diversifican sus inversiones según su origen

Pablo García Por: Pablo García Santo Domingo 0 Compartir 5 de diciembre, 2016
inversiones peloteros dominicanos

Los peloteros dominicanos son fácil de reconocer, al menos por los seguidores del béisbol. Sus vehículos lujosos -en algunas ocasiones incluso, exhibiendo placas de ciudades estadounidenses- y sus prendas de oro colgadas al cuello forman parte de los elementos característicos que pueden llevar a muchos a identificar a un grandes ligas criollo.

Los vehículos de los grandes ligas dominicanos, acuáticos y terrestres, van desde Ferrari, Mercedes-Benz, Range Rover, Jeep, cuatrimotos y lanchas.

Sin embargo, más allá de los bienes que ostentan, adquiridos con la bonanza de contratos millonarios que firman, principalmente con equipos de las Grandes Ligas de Béisbol, los peloteros dominicanos realizan una serie de inversiones en sectores productivos de República Dominicana.

El cronista deportivo Héctor Gómez explica que los peloteros regularmente invierten en bienes raíces, centros de diversión y servicios, como discotecas, drinks y carwash. Mientras, José Luis Mendoza, analista deportivo, puntualiza que los jugadores invierten de acuerdo a su lugar de procedencia.

“Hay que diferenciar al pelotero que viene de un entorno rural a los que vienen de un entorno urbano”, aclara. Los que proceden de áreas rurales, en la inmensa mayoría, destinarán una parte de sus riquezas a adquirir tierras y a partir de ahí desarrollar actividades agrícolas o ganaderas, siendo los peloteros de la región del Cibao y el Sur los que más se inclinan a ese modelo de inversión (arroz y ganadería)”, detalla.

En tanto, el pelotero urbano se va por la parte inmobiliaria. En este grupo destacan Julio Lugo, Julián Tavárez, David Ortiz y Adrián Beltré.

“Son jugadores que han decidido invertir en la construcción de apartamentos, edificios, inclusive, una vez conocen ese negocio en la ciudad deciden ir a áreas turísticas”, agrega Mendoza.

Una de las inversiones más sonoras en un inmueble realizada por un deportista criollo fue la de la vivienda adquirida en 1999 por Sammy Sosa. El deportista pagó RD$80 millones por una casa de la avenida Anacaona, en el Distrito Nacional.

Salarios de los peloteros dominicanos

Este año, David Ortiz, Robinson Canó, Hanley Ramírez, Johnny Cueto, Edinson Vólquez y Adrián Beltré, solo en salario, recibieron alrededor de RD$4,843.8 millones.

“El entorno urbano ofrece una serie de variables. Si es un pelotero que proviene de un entorno urbano es más fácil que sea asesorado, tiene desde pequeño un poquito más de cercanía con la banca, sabe probablemente lo importante que son los productos financieros. Mientras, el pelotero rural sabe que la tierra produce riqueza”, indica José Luis Mendoza.

Tanto Héctor Gómez como Mendoza coinciden en que a los criollos les atrae “mucho” para invertir el mundo del entretenimiento.

Algunos, ya retirados del juego, apuestan a invertir sosteniendo programas de prospectos, viendo ahí la oportunidad de mantenerse dentro del béisbol, sostiene Mendoza.

“Ya he escuchado peloteros dominicanos hablando de commodities”. Otros jugadores dedican una parte de su fortuna a la inversión social, a través de sus fundaciones, las cuales van desde educativas, salud y deportivas.

Sin embargo, el también narrador de los Leones del Escogido considera que hasta que el país no produzca atletas que también sean estudiantes, sumado a una buena formación hogareña, “no vamos a tener, en la mayoría de los casos, gente que una vez se retiren se conviertan en buenos empresarios y en buenos gestores de ayuda para su comunidad”.

¡Suscríbase al boletín!

Suscríbase para recibir en su correo las noticias más importantes sobre economía y finanzas.
SUSCRIBIRME
close-link