Periódico elDinero

Desayuno Financiero

AES: Gran parte del Pacto Eléctrico se consigue cumpliendo la ley actual El presidente de AES Dominicana asegura que existe gran consenso entre los actores

Windler Soto Por: Windler Soto Santo Domingo 0 Compartir 7 de noviembre, 2016
aes dominicana pacto electrico desayuno financiero

Gran parte de las posturas y discusiones que se han dilucidado en las reuniones para arribar a un Pacto Eléctrico se podrían resumir en una sola estipulación: el cumplimiento de la actual Ley de Electricidad 125-01, considera Edwin de los Santos, presidente de AES Dominicana, empresa que genera el 40% de la energía que se consume en el país.

El presidente de AES afirma que se podría dar una respuesta satisfactoria a la mayoría de los planteamientos y aportes que han presentado el Gobierno, el sector privado y el sector social en las discusiones, con solo dar cumplimiento al marco legal que ya existe.

El ejecutivo trató el tema durante el Desayuno Financiero de elDinero, en el que participó junto a Freddy Obando Prestol, director Comercial; Juan Carlos Cobián, director de Operaciones; Abraham Garrido, director del proyecto Ciclo Combinado; y Bredyg Disla, directora de Comunicaciones. Los ejecutivos de AES conversaron con Jairon Severino y Panky Corcino, director y subdirector de elDinero, respectivamente

“La Ley de Electricidad no se cumple a cabalidad. Uno de los grandes componentes de la discusión del Pacto Eléctrico es que no se cumple la regulación. Entonces tú ves que mucha gente lleva tal propuesta y dice que la tarifa técnica debe establecerse en tal o cual condición; (pero) una vez contrastas su postura con la ley, dice exactamente lo mismo”, explica.

Y es que las propuestas en materia de calidad, distribución o generación planteadas durante estos meses de discusión están contenidas en la legislación. De esta manera concluye que no se trata demasiado de un “tema de forma, sino un tema de aplicación”, asegura el presidente de AES, quien entiende que las reformas consensuadas se deben enfocar, más bien, en la actualización tecnológica del sector y volverla más eficiente.

Está de acuerdo con que, si se habría cumplido la ley desde 1999 hasta la fecha, quizá el problema eléctrico estuviera resuelto.

Según De los Santos, esta amplia variedad de puntos de consenso entre los actores de la discusión ha permitido que las negociaciones estén resueltas en cerca del 70%, según sus apreciaciones someras.

Entre los temas que han suscitado mayor fricción, De los Santos destaca la tarifa técnica, que el sector privado viene reclamando desde hace tiempo.

En puntos de esa naturaleza, considera que descansan los retrasos de un proceso de negociación que inició en enero de 2015.

“Entonces hemos tenido una participación muy activa en toda la discusión del pacto eléctrico. Yo creo que hay suficiente consenso para concluir la discusión”.

A pesar de los retrasos, se ha avanzado bastante en la redacción de los documentos resultantes de las discusiones, los cuales serán firmados por cada una de las partes.

ADEMÁS:  AES Dominicana resulta finalista en cinco categorías en premios de Platts Internacional

“AES realmente cree en el Pacto Eléctrico. Debe haber un Pacto Eléctrico que establezca los puntos de consenso sobre cuál va a ser el destino del sector”.

A su juicio, el país necesita establecer un plan de inversión en las redes de transmisión y distribución, especialmente para las distribuidoras, olvidando la idea que la sostenibilidad de estas empresas se logra solo por medio del proceso de gestión. Recuerda que en 2008 y 2009 el sector estudió la problemática de las distribuidoras y, en ese momento, los requerimientos de inversión andaban por los US$200 millones por cada una de las tres distribuidoras.

Entiende que un paso de avance ha sido el hecho de que la gente ya ha asumido que la electricidad no es un servicio gratuito, sino que se debe pagar.

En cuanto al subsidio asegura que no ha resuelto el problema, por lo cual hay acuerdo entre los empresarios en que se debe realizar un desmonte gradual, sin que se lesiones a los sectores más vulnerables. Aunque, este tipo de políticas siempre será necesaria para los más pobres, se deben aplicar medidas de control para que solo se beneficien aquellos para los que ha sido diseñada.

Proceso

Según el presidente de AES Dominicana, para establecer el Pacto Eléctrico faltaría agilizar el proceso actual de discusión con un calendario más estricto que evite seguir alargando esta etapa.

Citó el caso de Guatemala que empezó el proceso de privatización justo cuando empezó República Dominicana, y hoy ya no tienen pérdidas. En El Salvador los niveles de perdida están por debajo del 8%, que son aceptables, aun cuando este país viene de un contexto de guerras e inestabilidad política en décadas recientes. Allí los consumidores han asumido el cumplimiento de sus obligaciones.

“Si todos cumplimos con el mandato de la ley, se acaba el problema. Parece más complejo, pero no lo es. Es de las cosas que tenemos que meter en nuestra cultura”, agrega.

AES considera que este es el momento de firmar contratos

El presidente de AES Dominicana, Edwin de los Santos, consideró que el Estado debe aprovechar estos momentos de buenos precios de la energía en el mercado internacional para firmar nuevos contratos de largo plazo con las empresas generadoras locales, antes de que se presente cualquier desequilibrio o fluctuación abrupta de los precios.

aes dominicana desayuno financiero

Panky Corcino, Abraham Garrido, Edwin de los Santos, Jairon Severino, Freddy Obando, Juan Carlos Cobián, y Bredyg Disla. | Lésther Álvarez

“El país se expone a cualquier gran oscilación y al no tener energía contratada”, expresó De los Santos, durante el Desayuno Financiero de elDinero, celebrado en las instalaciones del Parque Energético de Los Mina.

ADEMÁS:  AES y CEPM firman acuerdo para suministro de gas natural a nueva central de 73 MW

El presidente de AES asegura que esta ha sido una operación riesgosa de parte del Gobierno dominicano, luego del vencimiento del Acuerdo de Madrid, en el que se firmaron en 1998 los contratos para la obtención de energía durante 18 años. Recuerda que los commodities son impredecibles, y uno de los mejores ejemplos es la caída de los precios del petróleo, que ha puesto en aprietos a economías altamente dependientes, como Venezuela.

A su entender, si la paciencia mostrada por las autoridades para negociar nuevos contratos se debe a que cuenta con las dos nuevas plantas de carbón que casi están listas en Punta Catalina, se trata de una apuesta “muy arriesgada”, ya que el propio Gobierno ha dicho que estas nuevas generadores entrarían en funcionamiento en 2018.

“No creo que el gobierno quiera tomar ese riesgo. Muchas cosas pueden pasar. Es cierto que en el largo plazo el precio internacional luce más estable. En proyecciones de hasta 10 años se ve el precio más estable, pero en el interín, siempre cuando tienes un componente de petróleo tan alto, como tenemos nosotros, pues va a afectar en el precio”, expresa.

Insiste en que las condiciones actuales señalan que este es el mejor momento para contratar nueva generación, porque estos precios bajos del petróleo no tienden a ser demasiado duraderos en el tiempo. Es por ello que establece que es hora de lanzarse con las contrataciones antes de cualquier movimiento inesperado de los mercados.

Mientras tanto, aguardan a lo que pasará en abril, cuando se ha convocado a licitación pública. Recientemente, el vicepresidente ejecutivo de la Corporación de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), Rubén Jiménez Bichara, aseguró que el país disfrutará de unos meses de buenos precios de compra de energía, debido a la bajada internacional del petróleo y sus derivados, los cuales inciden en la cotización del producto.

Retrasos del Estado

A diferencia de años recientes, la deuda del Gobierno con la generadora de electricidad AES Dominicana se calcula en días. Los ejecutivos de la empresa aseguran que en 2016 los compromisos del Estado con la empresa no superan los dos meses de atrasos.

Esto se debe a que el Gobierno ha establecido mecanismos de disciplina que le permiten reducir los US$80 millones anuales pagados por concepto de intereses por el financiamiento de los retrasos con el sector productor.

ADEMÁS:  AES Dominicana recibe premio por innovador sistema de almacenamiento de energía

Actualmente, la deuda con AES es de US$78.5 millones, muy distante a los US$300 millones que el Estado ha llegado a adeudar a la empresa.

“Lo que el Gobierno ha hecho es establecer una recolectora donde se colectan los fondos de las distintas distribuidoras más el subsidio y luego se distribuyen los pagos. Primero se paga al spot porque es el que tiene los intereses más altos”, explican sus ejecutivos.

Este nuevo sistema de pagos a los generadores ha cambiado la dinámica de la relación entre AES y el Estado.

Descartan participar en Punta Catalina

Las ventajas competitivas que AES Dominicana tiene en materia de producción a partir de gas natural representan un motivo suficiente para que la inversión en las plantas de carbón no sea una opción atractiva para sus accionistas.

“Tenemos una terminal de gas natural, un tanque de almacenamiento y capacidad suficiente para alimentar las plantas”, aseguró Edwin de los Santos, presidente de AES Dominicana.

Es por ello que los planes del grupo en términos de expansión se encaminan en la dirección del gas natural, por los altos niveles de eficiencia que presentan en sus operaciones. En ese contexto, la inversión en las dos plantas de carbón no luce demasiado atractiva. “Es un tema estratégico, básicamente”.

Los ejecutivos de la generadora pronostican que la entrada de la producción de ambas plantas de Punta Catalina, con 720 megavatios adicionales para el sistema, permitirá una reducción de los precios de la energía en el país. Aunque entienden que este efecto en los precios se deberá a la entrada en funcionamiento de la segunda generadora, ya que la primera solo suplirá el crecimiento natural del mercado energético dominicano.

El mes pasado, el Gobierno anunció la posibilidad de vender el 49% de las acciones de las plantas de carbón con una inversión de US$1,000 millones. La razón de esta maniobra gubernamental es la falta de recursos para terminar y poner la obra en funcionamiento, cuya estructura está lista en más de un 90%, según el vicepresidente ejecutivo de la CDEEE.

El costo total de la obra, que lleva a cabo la empresa brasileña Odebrecht, es de US$2,040 millones.

Las autoridades han revelado, además, que ya existen siete empresas interesadas en invertir en Punta Catalina.

Gran parte de la ventaja de AES radica en su complejo de generación de Andrés, Boca Chica, con su terminal de gas natural líquido y licuado, una planta de ciclo combinado de 319 megavatios y un gasoducto de 34 kilómetros.

¡Suscríbase al boletín!

Suscríbase para recibir en su correo las noticias más importantes sobre economía y finanzas.
SUSCRIBIRME
close-link
A %d blogueros les gusta esto: