Periódico elDinero

Editorial

¿Cuánto es el 5% del Presupuesto Nacional que pide la UASD? La principal universidad dominicana merece más recursos, pero también habrá que pedirle cuentas sobre cómo invierte lo que recibe del Estado

0 Compartir 3 de octubre, 2016

La Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) reclama la asignación del 5% del Presupuesto Nacional. Lo hace en virtud de la Ley 5778, del 5 de enero de 1962, que, entre otras prerrogativas, otorga autonomía a este importantísimo centro de altos estudios.

El aporte que ha hecho la UASD a la sociedad dominicana es incalculable. Según la ley, en su Artículo 3, el Estado dedicará anualmente para su financiamiento un subsidio que no será inferior al 5% del Presupuesto Nacional. Este subsidio será considerado como parte del patrimonio de la Universidad y solo ella tendrá derecho a administrarlo. También integrará a su patrimonio otros fondos que por cualesquiera otros medios que procure debidamente la Universidad.

El pedido es justo. Este año, de aplicarse la ley, serían RD$35,569.9 millones. Sin embargo, las autoridades universitarias saben que la legislación es inaplicable. Y todos lo saben. El contexto en que se aprobó la legislación es muy distinto al de hoy. Lo admiten cuando sólo piden RD$11,300 millones para el 2017, un 31.7% del monto que, según la ley, le correspondería.

La Universidad pide este presupuesto para cumplir con sus compromisos que incluyen la construcción de infraestructuras, modificación de edificaciones, contratos a nuevos profesores y reajuste salarial a los servidores universitarios.

ADEMÁS:  El Estado y las reformas estructurales en la UASD

La UASD se merece eso y más. Sin embargo, esta universidad debe autoconfesarse. Hay muchas cosas que no están funcionando correctamente en esta tan necesaria institución. Y hay que recordarlo: su aporte al desarrollo dominicano no está en cuestionamiento. Su misión ante la sociedad dominicano debe ser fortalecida. La investigación, que es el canal por donde daría los mejores aportes, prácticamente ha desaparecido de su agenda.

Ninguna de las protestas y desórdenes que se han presentado en el campus universitario han sido por mejoría presupuestaria para apoyar el desarrollo de programas de investigación. El reajuste salarial siempre ha sido la principal motivación, aunque también se utilice la necesidad de equipar laboratorios y demás. Y lo saben. Desde que hay reajuste salarial se frenan las protestas. La UASD tiene una plataforma tecnológica que se queda corta para lo que se merece.

Si bien ha habido avances en términos de infraestructura física, el anquilosamiento es evidente en cuando al valor agregado que debe retribuir a la sociedad. En estos momentos, como si fuera un mea culpa, la UASD necesita revisar su cuerpo docente, sus estructuras de dirección, sus planes de desarrollo e investigación y hasta el organigrama. Habrá que someterla a una auditoría en su nómina para ver si hay una correspondencia con lo que necesita y lo que paga de salarios.

ADEMÁS:  El efecto cero de la Ley 28-01 en la reducción de la pobreza

Habrá que preguntar a los que piden el 5% del Presupuesto para la UASD qué harían ellos si le entregan más de RD$35,000 millones. ¿En qué lo utilizarían? Es casi seguro que no tienen ni la más remota idea qué se puede hacer con tanto dinero. Y se lo merece, pero habría que exigirle resultados concretos, transparencia en todos los rincones financieros, sacar del recinto a los que consideran a la Universidad un patrimonio personal y exigirles cumplimiento del programa a los profesores que a veces no imparten ni el 50%.

La UASD también debe respetarse. Debe dar cuentas a los contribuyentes y explicar cómo es que un estudiante que ingresó en 1991 aún no se gradúa y, lo peor, es el presidente de la Federación Dominicana de Estudiantes. La Universidad merece respeto, pero debe ser acompañado de reciprocidad.

Una profilaxis integral, con todas las consecuencias, es necesaria en la UASD, la institución de altos estudios que más aportes ha hecho a la sociedad dominicana, pero que, en estos momentos, debe ser rescatada de las garras de la consunción en que ha caído.

¡Suscríbase al boletín!

Suscríbase para recibir en su correo las noticias más importantes sobre economía y finanzas.
SUSCRIBIRME
close-link
A %d blogueros les gusta esto: