Periódico elDinero

Agricultura

El mercado dominicano consume café importado República Dominicana ha importado cerca de 2.5 millones de quintales de café en los últimos cinco años

Jairon Severino Por: Jairon Severino 0 Compartir 6 de junio, 2016
cafe dominicano importacion

Hace mucho tiempo que República Dominicana dejó de ser un productor importante de café. Está tan mal en la producción de este grano aromático que ni siquiera aparece en el mapa de los primeros productores de la región y, por supuesto, muy lejos de entre los más importantes del mundo. La roya se encargó de acabar con cerca del 70% de las plantaciones.

Lo único resaltable, en los últimos cinco años, es la inversión aproximada de RD$1,000 millones que en diciembre de 2011 anunció el empresario Rafael Perelló Abreu, presidente de Industrias Banilejas (Induban), para sembrar 17,400 tareas en la provincia Hato Mayor. El empresario ya comenzó a cosechar parte de los frutos y genera cerca de 600 empleos. La meta es seguir fortaleciendo el proyecto y servir de multiplicador en todo el país.

[infogram id=”cae9df76-b0ae-47d2-804d-186162100410″ prefix=”uS3″]

Pero si la roya acabó con las fincas cafetaleras en el país, ¿de dónde es el café que usted toma todos los días? Puede estar seguro que la mayor parte no es dominicano. La producción ha venido de mal en peor en los últimos años.

Los datos oficiales, sustentados en informes del Consejo Dominicano del Café (Codocafé) y del Banco Central, establecen que desde 1997 a la fecha, con algunas excepciones, la crisis no ha abandonado a los productores, que respecto al país serían alrededor de 56,000. La organización Oxfam destaca que la siembra, en el 95% de los casos, es en pequeñas áreas o parcelas menores a las 100 tareas y el restante 5% en áreas más grandes.

En 1997 se exportaron 396,000 quintales con un valor neto de US$60.9 millones, a un precio de US$153.7 por quintal. Tres años después, en 2000, bajó la exportación y al mismo tiempo que cayó el valor del café en el mercado internacional, pues apenas se exportaron 195,000 quintales por US$20.9 millones, a razón de US$107.2, lo que significa que en apenas tres años cayó en 201,000 quintales el renglón exportación, para un 50.7%.

Cinco años más tarde fue peor. Apenas se exportaron 54,000 quintales, una caída 141,000 quintales, menor en términos absolutos que el primer período analizado, pero de 72.3%. El valor de las exportaciones fue de apenas US$7.6 millones, a razón de US$140 por quintal. En 2006 hubo una ligera recuperación, pero sólo en el volumen exportado, pues llegó a 160,000 quintales, pero una caída en el precio, que finalizó en aproximadamente US$119 por quintal.

Un informe de Codocafé destaca que la producción del año cafetero 2010-2011 fue de alrededor de 500,000 quintales y se exportaron 110,000 sacos de café oro por un valor de US$25.4 millones, lo que significa que el precio en el mercado internacional promedió los US$230.9 el quintal, el mejor precio de los últimos años.

Sin embargo, en los últimos cinco años República Dominicana se ha visto en la obligación de importar medio millón de quintales por año (2.5 millones de quintales), lo que significa que la mayor parte del café que se consume en el mercado interno no es cosechado en los campos dominicanos.

[infogram id=”ab0a123e-c1bd-4487-94c5-4037e431ea36″ prefix=”z7Q”]

El mayor productor de café del mundo sigue siendo Brasil, a pesar de que Vietnam consiguió recientemente la segunda posición en el mercado gracias a las grandes cantidades de café Robusta que produce. La actividad productiva del café se inició hace más de 300 años en la República Dominicana.

Según la Organización Internacional del Café (OIC) en su informe de abril 2016, las exportaciones se mantienen estables aun cuando el mercado diverge. Destaca que en este mes los precios del Arábica y del Robusta, las dos variedades más comunes, fueron en direcciones opuestas.

Los precios del Arábica volvieron a bajar después de su recuperación en marzo, mientras que los de Robusta aumentaron alcanzando el promedio mensual más elevado desde noviembre.

La entidad calcula que el total de exportaciones efectuadas en la primera mitad del año cafetero 2015/16 aumentó un 1.6% y fueron de 55.5 millones de sacos, lo que muestra que el mercado de café continúa estando bien abastecido, pese a la preocupación en cuanto a la disponibilidad del Robusta.

Este es el segundo volumen más alto ya registrado, 14,000 sacos menos que el total de exportaciones en la primera mitad de 2012/13. La entidad cafetalera calcula que las exportaciones de Arábica aumentaron un 7.6%, llegando a 35.8 millones de sacos, mientras que los denominados “Suaves Colombianos” aumentaron un 13.2%, el volumen más alto hasta la fecha.

Colombia exportó 6.8 millones de sacos, un 14.1% más que el año pasado y el volumen más alto desde 1992/93. Sin embargo, las exportaciones de Robusta fueron un 7.7% más bajas, alcanzando los 19.7 millones de sacos, aunque se calcula un ligero aumento del 0.5% en Vietnam, con 11.5 millones de sacos.

En tanto, República Dominicana lucha por perder algunas plazas ganadas, principalmente en Europa. De lo poco que produce aparta 80,000 quintales para la exportación, datos que fueron aportados recientemente por el director ejecutivo de Codocafé, José Fermín Núñez.

También reveló que hay 1.6 millón de tareas de cafetos que necesitan rehabilitación. Un reportaje reciente de la agencia EFE destaca que el 92% del café que consumen los dominicanos llega de Vietnam. Cada año se importan entre US$15 y US$18 millones por este concepto.

Las estadísticas servidas por el Banco Central dan muestras de cómo ha ido bajando la producción de los principales productos agropecuarios en el país, especialmente el cultivo del café desde 2011, cuando la producción alcanzó las 35,317 toneladas métricas, luego en 2012 descendió a 28,771, en 2013 a 19,441 y en 2014 cayó a 17,592 toneladas métricas.

Oportunidad para mejorar

República Dominicana también está compelida a aprovechar el mercado orgánico, pues los campos criollos, en su mayoría, están aptos para el cultivo de café orgánico. Según el Movimientos de Agricultura Biológica, la certificación orgánica se inició en los años 70 y actualmente constituye la iniciativa de certificación del café más desarrollada.

Según la organización, la tasa estimada de crecimiento global del mercado del orgánico se establece entre 20 y 30% anual. En la mayor parte de los países industrializados, los productos orgánicos se están trasladando crecientemente de un mercado de segmento a un convencional.

El café orgánico certificado, cultivado sin la utilización de pesticidas, fertilizantes u otros aditivos químicos, es cultivado en más de 25 países.

Las organizaciones de certificación de café orgánico insisten en rigurosos métodos de conservación de suelos como, por ejemplo, la elaboración de abono orgánico y el cultivo en terrazas con el fin de prevenir la erosión, así como medidas para proteger los cauces de las escorrentías.

¡Suscríbase al boletín!

Suscríbase para recibir en su correo las noticias más importantes sobre economía y finanzas.
SUSCRIBIRME
close-link