Periódico elDinero

Mercado global

Instituciones europeas esperan nuevas medidas financieras de su banco central El Banco Central Europeo se prepara para ver los efectos de medidas no convencionales

Agencia EFE Por: Agencia EFE 0 Compartir 1 de junio, 2016
banco central europeo

Fráncfort, Alemania.- El Banco Central Europeo (BCE) esperará a ver los efectos de las medidas no convencionales que va a aplicar sobre compra de deuda corporativa y la inyección de liquidez a la banca y publicará este jueves sus nuevas proyecciones macroeconómicas, de crecimiento e inflación.

El consejo de gobierno del BCE se reúne este jueves en Viena para debatir la política monetaria de la zona del euro pues tradicionalmente celebra su reunión de política monetaria una o dos veces al año fuera de su sede central de Fráncfort.

Los analistas y los mercados prevén que el BCE mantendrá un tono moderado y dejará la puerta abierta a más estímulos monetarios a finales de año en caso de que sea necesario para evitar la deflación.

La tasa de inflación interanual en la zona del euro se situó en el -0.1% en mayo, frente al -0,2 % registrado en abril.

Asimismo la tasa de inflación subyacente, que descuenta los elementos más volátiles como la energía y los alimentos, subió en mayo una décima al 0.8 % respecto a abril.

El analista de Commerzbank Christoph Weil considera que estas cifras no cambian las perspectivas generales de inflación para este año y descarta un repunte sostenido de la inflación, por lo que prevé que el BCE aplicará más estímulos monetarios a finales de año.

El BCE va a comenzar a comprar en junio deuda corporativa y también a inyectar liquidez a cuatro años a un tipo de interés del 0% o, incluso, menor si los bancos comerciales prestan a la economía real.

La entidad monetaria europea podría publicar este jueves la fecha concreta del inicio de estas dos medidas no convencionales de política monetaria.

El mercado ya se ha preparado para tener al BCE como un gran inversor y los precios de la deuda corporativa han subido y las rentabilidades han caído.

Además, desde que el BCE anunció que iba a comprar deuda corporativa, muchas empresas solventes han emitido deuda, un 50% más que en el mismo periodo del año pasado.

El BCE compró desde marzo de 2015 durante un año deuda pública y privada, sobre todo deuda soberana, por un valor de 60,000 millones de euros al mes.

Desde abril de este año, el volumen de las compras, que se prolongarán como mínimo hasta marzo de 2017, es de 80,000 millones de euros mensuales.

Algunos expertos consideran que el programa de compra de deuda corporativa del BCE reduce a corto plazo los costes de refinanciación de las empresas, pero a medio y largo plazo puede generar vaivenes en los precios.

El consejo de gobierno del BCE discutirá en Viena si vuelve a aceptar la deuda griega como garantía en sus operaciones de refinanciación.

Hasta ahora los bancos griegos se han refinanciado mediante la provisión de liquidez de emergencia, que piden al Banco de Grecia y es mucho más cara que la del Banco Central Europeo.

Pero si el BCE acepta la deuda griega como garantía en sus operaciones, se reduciría la demanda de liquidez de emergencia de los bancos griegos en 10,000 millones de euros, según cifras del analista de Commerzbank Michael Schubert.

Asimismo el BCE publicará en Viena sus nuevas proyecciones macroeconómicas en las que podría ser algo más optimistas respecto a los precios por la reciente subida del petróleo de lo que fue en marzo, cuando previó para este año una tasa de inflación del 0.1 % y un crecimiento del 1.4 % en la zona del euro.

El BCE pronosticó para el 2017 una inflación del 1.3 % y un crecimiento del 1.7 % y para el 2018 del 1.6 y del 1.8 % respectivamente.

Los expertos del banco UniCredit prevén un pequeño incremento de la proyección de inflación y crecimiento para el 2016 y el 2017 y que se mantengan las de 2018.

¡Suscríbase al boletín!

Suscríbase para recibir en su correo las noticias más importantes sobre economía y finanzas.
SUSCRIBIRME
close-link