Periódico elDinero

Industria

Plastifar: Innovación constante para exportar el plástico dominicano a más de 27 países

Redacción elDinero Por: Redacción elDinero 0 Compartir 5 de septiembre, 2013

El poder de “querer es poder” se hizo realidad en la empresa Plastifar, una industria que con poco más de 20 años en el mercado local ha demostrado el potencial competitivo y exportador que tiene República Dominicana, pero muy especialmente la capacidad de adoptar tecnologías de última generación para atender las exigencias de los consumidores en cualquier lugar.

Desde su fundación, el 20 de julio de 1992, Plastifar ha pasado por diversos procesos de transformación en busca de las últimas tecnologías, no sólo para ser más eficiente y competitiva en un mercado cuya apertura obliga a serlo, sino porque su presidente, Alejandro Farach, se dio cuenta a tiempo de las oportunidades que traía consigo el país y la región el Caribe. Hoy las fronteras comerciales de esta industria se han extendido hasta los mercados más exigentes.

La empresa está concentrada en la fabricación o elaboración de desechables y es la más grande en Centroamérica y el Caribe en este renglón de la industria.

Farach afirma que Plastifar se ha convertido en la fábrica más completa en la región en cuanto a la industria de desechables. En términos de producción, explica, su empresa procesa alrededor de tres millones de libras de materia prima todos los meses y asegura que en la región no hay nadie que pueda hacer lo mismo. La compañía exporta cerca del 50% de producción.

Los países a los que exporta Plastifar están: Puerto Rico, Haití, Saint Martin, Saint Croix, Jamaica, Aruba, Saint Thomas, Panamá, Barbados, Guyana, Granada, Trinidad y Tobago, Honduras, Cuba, Costa Rica, Santa Lucía, Martinica, Guadalupe, Saint Vicent, Saint Kitts, Antigua, Anguila, Nicaragua, El Salvador, Ecuador, Bahamas y dentro de Estados Unidos a Florida, Nueva York, Atlanta, Chicago, Baltimore, Texas y otros mercados.

Y cuando dice que es una de las instalaciones más grandes para una industria, lo dice con propiedad. “La empresa, debido a su continuo crecimiento, se ha enfocado en seguir aumentado la exportación”, sostuvo.

Plastifar está ubicada en el kilómetro 13 ½ de la autopista Duarte, en Santo Domingo Oeste. Sus instalaciones ocupan una extensión territorial de 72,000 metros cuadrados, con un área de construcción de alrededor de 33,400 metros cuadrados, distribuidos en nueva grandes naves industriales en bloques de concreto, malla metálica en tijerillas metálicas, atornilladas y con amarres por correas soldadas entre los entramados principales.

El presidente de la empresa asegura que la constante inversión en maquinarias de alta tecnología y en investigación de desarrollo y mejora de os proceso de elaboración de productos han llevado a Plastifar a ser una de las principales alternativas de envases desechables para alimentos y bebidas al servicio del consumidor.

“Nuestra cartera abarca una variedad de líneas para cada una de las necesidades identificadas. Plastifar está cada día comprometida con la preservación del medio ambiente, introduciendo su gama de productos biodegradables”, apunta Farach.
Según un documento de la empresa, la línea de rígido está compuesta por vasos, platos, envases soufle, tapas, envases deli, “bandejas clear”, cubiertos y combos y “calimetes” y removedores.

En la línea foam también hay vasos, platos, soperos y bandejas, incluyendo lisas de seis colores: negro, rosado, verde, amarrillo, azul y blanco. La empresa fabrica en poliestireno cristal (GPPS) y poliestireno expandible (EPS), así como en poliestireno de vinilo (PVC).

Para el presidente de Plastifar, el clima de inversión en República Dominicana es muy favorable. Entiende que hay muchas facilidades para los exportadores, especialmente en cuanto a las reglamentaciones. Sin embargo, asegura que uno los principales obstáculos para el crecimiento es el alto costo de la energía, la cual representa cerca del 15% en el proceso de producción, que es casi el doble con relación a los países con los cuales compite la industria local. “Lo óptimo debería ser no más de un 7%”, sostiene.

El empresario consideró que en los últimos dos años el servicio de electricidad se ha empeorado, ya que la matriz de generación se ha encarecido sustancialmente.

Farach apunta que la clave para ser competitivo, independientemente de los altos costos de la energía, es la inversión en alta tecnología, en personal capacitado y establecer una filosofía de mejora continua con el propósito de no sólo ser eficiente, sino de mejorarla cada día.

Logros
Plastifar ha logrado calar en el mercado internacional amparada en su capacidad de adaptación a los nuevos tiempos y exigencias de los procesos de apertura, aprovechando al máximo las oportunidades de negocios de los tratados de libre comercio de los que República Dominicana es signataria. Pero eso no es todo: los recursos humanos están en constante actualización.

El presidente de la empresa, Alejandro Farach, explicó que Plastifar está al día en las especificaciones de calidad de sus productos, incluyendo las normas establecidas para proteger el medio ambiente. “El uso del cartón en desechables hace más daño que los plásticos. Por ejemplo, un vertedero necesita una lona plástica en el fondo y oxigenarse constantemente, pues todos los químicos del papel llegan a las fuentes aguas que son consumidas por la población”, indicó.

En estos momentos la empresa está en proceso de certificación ISO 9001:2008 en Sistema de Gestión de Calidad y en HACCP, Sistema de Gestión de Seguridad Alimentaria. El principal ejecutivo la compañía considera que estas certificaciones son ideales e indispensables para la consecución de los objetivos de alto valor añadido que se buscan.

La empresa cuenta con un programa de seguridad y salud en el trabajo certificado por el Ministerio de Trabajo, dando cumplimiento al reglamento 522 sobre este aspecto. Además, según un documento institucional de Plastifar, cuenta con el permiso medioambiental de 2001 bajo número 1439-11, con lo cual demuestra su cumplimiento a la Ley General de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

La empresa cuenta con alrededor de 500 empleados, la mayoría de los cuales son residentes en las inmediaciones de la empresa. Plastifar mantiene una relación estrecha con instituciones de la comunidad dentro de su capítulo de responsabilidad social corporativa.

En cuanto a la variedad de productos que pone la empresa en el mercado, Issaura Meri Ann Pérez, gerente sistema de gestión; y Yocasta Diplán Balbi, de ventas internacionales, apuntan que son alrededor de 150 los tipos de desechables que se elaboran, aunque con diversos diseños y mercados de destino.

Especifican que muchos de sus productos son diseñados exclusivamente para algunos mercados, los cuales se fabrican por pedido y especificaciones.

Diplán Balbi explica que una de las características más importantes de Plastifar es que es una empresa muy dinámica, con el propósito de mantenerse al día en el mercado. Puso como ejemplo que en Miami mandaron a buscar un producto diseñado exclusivamente para empanadas, así como vasos pequeños para bebidas específicas y para muestras de comida. “Es motivo de orgullo para nuestro país que estos productos dominicanos se pueden encontrar en cualquier mercado, incluyendo las cadenas de comidas más importantes del mundo”, sostuvo la ejecutiva.

Ferias
El presidente de Plastifar valora las ferias o exposiciones comerciales a las cuales les invita el Centro de Exportación e Inversión (CEI-RD), ya que dice que han sido favorables en los contactos de negocios y expansión del mercado.

Farach destaca la importancia estratégica que tiene Haití en las exportaciones de Plastifar, ya que representa cerca del 20% de sus negocios internacionales.

El empresario consideró necesario que el país tenga una ley de que regule la compra y venta de productos desechos. En ese orden, dijo que su empresa está dispuesta a comprar todos los desechables que le lleven para reciclarlos.

A su entender, es difícil que se vea una botella de polietileno en las calles porque hay más de 50 fabricantes que la compran. La empresa trabaja una parte de sus operaciones con biomasa, para lo cual hizo una inversión un millón de dólares.
“El gas natural es imposible porque se triplicó en precios luego del terremoto en Japón. Señala que hasta que no haya facilidades en Estados Unidos para la exportación de este combustible el precio no bajará”, apunta.

Plastifar utiliza los mecanismos de apertura y ventajas que ofrecen los tratados de libre comercio. La empresa cumple con las especificaciones para exportar hacia Europa, para lo cual también coloca las etiquetas en tres idiomas: español, inglés y francés.

Farach cuenta que en Puerto Rico, que es un mercado más pequeño que República Dominicana en términos de consumidores, se consume diez veces la cantidad de desechables y no se encuentran en las calles, ya que tienen un valor de mercado para exportarlos, procesarlos o reciclarlos.

Cronología

1992
Inicio de operaciones con las plantas de inyección, extrusión de “calimete”, extrusión y termoformado rígido.
1994
Aumentan las cantidades de maquinarias con un 32% de incremento en la producción.
1995
Se inicia la planta de vasos foam
1996
Se inicia la planta de extrusión y termoformado foam aumentando la capacidad en un 22%.
1997
Impresión de vasos
1998
Llega la primera máquina de alto rendimiento y tecnología a la planta de rígido aumentando la producción en un 40%.
1999
Nueva maquinaria de última tecnología para aumentar la producción en un 32%.
2000
Llegan las primeras máquinas de alto rendimiento para cubiertos y al año siguiente, en 2001, las de vasos foam de última generación.
2003
Nueva maquinaria para foam
2004
Se inician las exportaciones y llega la planta de combos.
2005
Planta de clear
2006
Se inicia la planta de soplado
2008
Se incrementan las exportaciones en un 200% con la llegada de nueva maquinaria de termoformado rígido.
2009
Planta de vasos foam cambia de fuel oil a gas natural. La empresa emigra del sistema Epicor a SAP.
2011
Ampliación de la planta de foam y creación de una rampa de exportación para 14 furgones simultáneamente.
2012
Se inicia planta de polipropileno.
2013
Se inicia planta de PVC. Planta de vasos foam cambia de gas natural a biomasa y arranca la línea de PET.

¡Suscríbase al boletín!

Suscríbase para recibir en su correo las noticias más importantes sobre economía y finanzas.
SUSCRIBIRME
close-link