Periódico elDinero

MercaCidad

Los consumidores y fidelidad con las marcas

René Del Risco Por: René Del Risco 0 Compartir 7 de diciembre, 2015

Siempre hago resaltar lo difícil que se hace hoy día vender. He escrito sobre las fortalezas y lo determinante que se han hecho los consumidores de estos tiempos, así como la capacidad analítica que tienen para establecer comparaciones y tomar la decisión de compra.

He escrito sobre las herramientas que posee el consumidor y del papel preponderante que juega el internet y las redes sociales en este orden.

Ahora nos encontramos que los últimos estudios revelan que sólo un 15% de los consumidores es fiel a las marcas. Los escenarios más drásticos brotaron de las crisis económicas, es decir, el consumidor ha tenido que defenderse y por necesidad se ha ajustado a la compra de productos que defiendan su bolsillo. Otra vez sale a flote el dinero al momento de tomar la decisión de compra.

Más de la mitad de los encuestados (57%) dice buscar en el mercado las mejores ofertas antes de hacer su compra y tan sólo el 15% tiene predisposición a pagar más por acceder a productos prémium o productos desconocidos de nuevos mercados.

Un buen “marketinero” sabe que el valor y la calidad de los productos ofrecidos por la marca hacen un factor decisivo para la mitad de los consumidores. El estudio refleja también que sólo 28% considera que los incentivos y planes de fidelización son cruciales en términos de establecer su fidelidad.

Por otra parte, una tercera parte de los consumidores consultados cree que los servicios post venta, la comodidad y los productos y servicios personalizados son importantes para propiciar la fidelidad.

Cuando se pregunta al consumidor por los motivos que le llevarían a cambiar una marca por otra de la competencia, la mayor parte de las respuestas están más relacionadas con el servicio que con el precio.

En los sectores de la moda, la alimentación, los servicios financieros y el turismo, menos de una cuarta parte de los consumidores elige el precio como factor decisivo para dejar en la estacada a su marca favorita.

A la hora de cambiar de marca, el cliente tiene también en cuenta la política de devoluciones de la empresa, la ausencia de respuesta ante las quejas, la mala atención al cliente y la facturación incorrecta.

De manera que el escenario de posibilidades para las marcas se cierra y se hace más espeso, complicado y arriesgado.

Y los consumidores continúan a la caza de nuevas tendencias, nuevas ofertas, comparaciones, y sentido de lo lógico al momento de consumir.

La mayoría de las grandes marcas han entendido esto, sin embargo, no significa que lo hayan superado. El trato con el consumidor de hoy día va de un lado a otro, muchas veces económico, otras de servicio y post ventas y otras de planes de fidelización.

Basta con entender que ahora quien juega es el consumidor, y que la publicidad debe comunicar lo que verdaderamente a estos les interesa y los mueve.
Mientras tanto, el consumo crece, pero crece con una total nueva dimensión.

¡Suscríbase al boletín!

Suscríbase para recibir en su correo las noticias más importantes sobre economía y finanzas.
SUSCRIBIRME
close-link