Periódico elDinero

Energía

La falta de eficiencia reta el desempeño de distribuidoras de electricidad

Jairon Severino Por: Jairon Severino 0 Compartir 27 de octubre, 2015

Las distribuidoras de electricidad están atrapadas en un círculo vicioso que les impide ser parte de la solución a la crisis energética que afecta no sólo la competitividad del país, sino también las finanzas públicas. Todas las mediciones apuntan a la ineficiencia con que operan y la carga económica que representan para el Estado.

Un estudio encargado por el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (Intec), respaldado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), establece que el círculo vicioso de la industria eléctrica en los hogares de República Dominicana está caracterizado por la falta de contadores, apagones, pérdidas y distintos tipos de subsidio que drenan el erario, promoviendo el uso ineficiente de energía.

El documento, presentado al Consejo Económico y Social (CES), revela que los hogares han tenido que lidiar con la falta de suministro eléctrico poniendo en práctica soluciones individuales que afectan la economía familiar.

Según el estudio, realizado por Fabricio Gómez, Jaqueline Mora, Oliver Cruz, Mariano Jiménez y Jorge Nova, los hogares de menor consumo necesitan de inversores que le permitan almacenar energía para utilizarla durante las horas diarias de interrupción del servicio eléctrico.

gastos-telecomunicaciones-electricidad
Un hallazgo de la investigaciones que los inversores aumentan la demanda eléctrica en aproximadamente 10% cada mes, mientras que los hogares que consumen menos de 300 kilovatios hora pagan tarifas subsidiadas que se convierten en pérdidas financieras de las empresas de distribución eléctrica.

Falta de medidores
Como elemento de preocupación, señala que el 40.36% de los hogares no tiene contador, lo que indica que consumen electricidad, pero pagan un monto que no representa el consumo efectivo, implicando, a su vez, más pérdidas de las distribuidoras.

“Por el lado de la oferta, para reducir las pérdidas las empresas distribuidoras disminuyen la cantidad de horas de energía servida en función de la capacidad de pago y las características territoriales de los hogares. Los hogares ubicados en sectores de mayor vulnerabilidad social enfrentan largas horas de apagones poniendo en mayor riesgo a sus moradores”, señala el estudio.

Los datos establecen que las personas relacionan la ineficiencia de las distribuidoras con el sector público. Un 36.54% de los encuestados respondió que la responsabilidad de los apagones es del gobierno, un 19.62% considera que la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE) es la culpable, mientras que el 7.35% apunta a las distribuidoras. Sin embargo, los consumidores consideran que el presidente Danilo Medina realiza excelentes esfuerzos por resolver la situación, a propósito de las plantas a carbón que se construyen en Punta Catalina, provincia Peravia.

En promedio, según el hallazgo, el 25.41% de los consumidores recibe subsidio a través de Bonoluz. El 51.52% de quienes reciben subsidio poseen un contador en el hogar, mientras que el 48.48% no lo tiene o está conectado de manera irregular la red.

Respecto al consumo de electricidad, la investigación señala que la electricidad se consume como consecuencia del uso de una determinada cantidad de electrodomésticos que están disponibles en el hogar, lo que hace que la demanda se calcule, de forma indirecta, en función de la cantidad de equipos existentes y la intensidad en su uso. El 40% de los hogares posee un inversor.

El levantamiento de datos determinó que la mayor eficiencia se da en las regiones o zonas donde los sistemas son aislados, mientras que ocurre todo lo contrario donde operan las distribuidoras propiedad del Estado.

Un dato que reveló la investigación es que las empresas distribuidoras no han tenido éxito en el uso de las tecnologías de la información y la comunicación para hacer llegar las facturas a sus clientes, pues apenas el 0.51% dice que recibe las facturas por correo electrónico. Sin embargo, el 67.63% dice que siempre se la hacen llegar en físico.

CONCLUSIONES
Los expertos que hicieron el levantamiento no se quedaron en identificar problemas. Recomiendan establecer un programa intensivo de instalación de medidores eléctricos a los hogares en un plazo no mayor a dos años.

Consideran importante imponer el Bonoluz como el único subsidio a la electricidad, pero condicionarlo a la instalación de medidores eléctricos en los hogares beneficiarios. Además, recomiendan eliminar la actual gestión de demanda de las distribuidoras con circuitos privilegiados en función de la capacidad de pago de los hogares.

A su entender, la mejor forma de promover un uso eficiente de la energía eléctrica es por vía de una tarifa técnica transparente para todos los hogares.

Recomendaciones

  • Desincentivar el uso de inversores en los hogares.
  • No introducir figuras impositivas en la industria en el corto plazo.
  • Promover el cambio en el stock de electrodomésticos a equipos más eficientes.
  • Mejorar la gestión de las distribuidoras respecto de la facturación
  • Pasar de culpables a compromisarios.
  • Aprovechar la coyuntura energética.