Periódico elDinero

¿Quiénes compiten?

Pinturas: el color de un negocio competitivo

Esteban Delgado Por: Esteban Delgado 0 Compartir 28 de septiembre, 2015

Una de las áreas productivas en la que República Dominicana tiene amplia experiencia es en la de fabricación de pinturas de diversas características.

No es casual, desde los años 50 en el país se fabricaba este producto, ya que el dictador Rafael Leonidas Trujillo tenía en Pinturas Dominicanas (Pidoca) a una de las tantas empresas que fundó para su provecho personal.

Fue el dictador quien impuso como una obligación que los hogares debían ser pintados al menos una vez cada año, como forma de garantizarle mercado a su empresa de fabricación y venta de pinturas.

Con el tiempo, la industria de las pinturas ha evolucionado, a tal punto que el desarrollo en la fabricación de diversos tipos con más o menos calidad, de acuerdo con la utilidad, es constante entre las empresas nacionales.

Se destacan varias marcas, aunque algunas se enumeran como propiedad de un mismo grupo empresarial. Las marcas más conocidas son Tropical, Popular (primera fábrica del sector privado), Tucán y más recientemente ha entrado al mercado Montana, de capital venezolano.

Hay marcas conocidas, pero de menos presencia en el mercado como Domastur, King y otras de tan buena calidad como las mencionadas.

La producción y venta de pinturas es un componente importante en los indicadores de las cuentas nacionales para medir el sector de la construcción, lo que demuestra su importancia en la economía.

Pinturas Tropical

Es una de las marcas de mayor presencia en ferreterías, supermercados y centros comerciales, especializada en revestimientos para la protección y decoración de las superficies, con el complemento de productos y servicios en segmentos relacionados.

Produce pinturas, esmaltes, barnices y lacas para uso industrial, proyectos habitacionales, automotriz y mueblería. Tanto Tropical como King son fabricadas por Pisos & Techados Torginol, filial del Grupo Corripio, uno de los principales consorcios empresariales del país, que también es accionista de INCA, propietario de la marca de pinturas Domastur.

La calidad de los productos Tropical es reconocida por la Asociación de Ferreteros de Santo Domingo, Asociación de Ferreteros del Cibao, Asociación de Fabricantes de Muebles y la Asociación de empresas Industriales de la República Dominicana con las distinciones: Empresa del Año, Premio a la Calidad y Premio a la Excelencia Industrial , respectivamente.

Pinturas Tropical tiene alianzas con empresas internacionales de alta tecnología como Ameron PCG de Estados Unidos y Resene de Nueva Zelandia.

Pinturas Tucán

Industrias Tucán se dedica a la fabricación de pinturas y recubrimientos arquitectónicos e industriales, impermeabilizantes anticorrosivos y productos para madera.

Las pinturas arquitectónicas incluyen las líneas Professional Tucán, Superior, Arqui-pro y la Económica.

La fábrica está ubicada en La Penda, provincia Santiago, por lo que su principal dominio del mercado se concentra en la región del Cibao, aunque se comercializa en todo el país.

Tucán inicia sus operaciones a mediados del 2005 y al año siguiente fue adquirida en su totalidad por el Grupo Linda y la Corporación Estrella, de los empresarios Félix García y Manuel Estrella.

A raíz de la adquisición de esos dos grupos empresariales, se construyó una nueva planta totalmente automatizada con miras a ofrecer productos de mayor calidad y diversificación.

Esta empresa logró que el Ministerio de Obras Públicas modificara los términos de referencia para las licitaciones de obras en las que se usaban pinturas, ya que se daba privilegio a las marcas Tropical y Popular, sin tomar en cuenta otras marcas del mercado con calidad suficiente para concursar.

Pinturas Popular

Fundada en diciembre 1964, por James Martin Doorly, al cabo de un año lanzó su producto al mercado local. Es la primera empresa privada destinada al proceso de elaboración, venta y distribución de pinturas.

Dispone de una moderna planta, un equipo humano y técnico calificado y tiene convenios de asesoría con reconocidas empresas internacionales.

Actualmente Pinturas Popular es liderada por la familia Caro, bajo la presidencia de Danilo Caro, aunque tiene participación accionaria de un importante grupo empresarial.

Pinturas Popular fue durante muchos años líder del mercado nacional, pero con el tiempo ha ido perdiendo participación debido a la competencia de otras marcas.

Se mantiene actualizada en el campo de los recubrimientos industriales, pinturas arquitectónicas, acabados para la industria del mueble y la madera y recubrimientos especiales, que permiten satisfacer las necesidades de los mercados nacionales e internacionales que atiende.

Pinturas Popular se define como una empresa seria y responsable con una visión de servicios a los más altos niveles y estándares de excelencia y calidad.

Pinturas Montana

En octubre de 2014 ejecutivos del Grupo Corporativo Corimon, de capital venezolano, junto a socios locales, inauguraron la planta Puras Pinturas Dominicanas, que fabrica la marca Montana.

Antonio Lama Verdejas es el director de esta empresa en sociedad con Carlos Gill, presidente de Grupo Corimon, una corporación de Venezuela fundada en 1949 que decidió expandirse a República Dominicana con el objetivo de atender los mercados de Centroamérica y el Caribe.

Aunque es reciente en el mercado nacional, la marca de pinturas Montana está presente en todos los centros comerciales dedicados a la venta de este producto, por lo que ha desarrollado una estrategia de competencia agresiva para conquistar una parte del saturado mercado de pinturas con prestigiosas fábricas dominicanas.

La empresa estima una producción de 400,000 galones. El portafolio completo de Montana se conforma por más de 100 líneas de productos, diferenciados en acrílicos, esmaltes y preparadores de superficies para los mercados arquitectónico, industrial y madera.

La fábrica tiene alrededor de 100 empleados.

Un mercado con amplio espectro de consumidores

La industria de revestimiento con colores no es solo de pinturas arquitectónicas, sino también de otros productos como esmaltes, laca, removedores, selladores, así como tipos de pinturas que varían para adaptarse a las superficies, pues no es lo mismo pintar una pared de cemento que una superficie de metal o de madera. Además, no es lo mismo una pared en interiores que otra de exterior expuesta a todas las inclemencias del clima.

Los informes estadísticos del Banco Central dan cuenta de que en el primer semestre de este año las ventas de pinturas en el ámbito nacional registraron un crecimiento de 4% en comparación con igual período del año pasado.

Generalmente la pintura arquitectónica, es decir, para residencias y edificaciones, se vende más a final de año, pues es costumbre en los dominicanos pintar sus viviendas en época de Navidad, un hábito que fue impuesto por mandato presidencial durante la dictadura de Trujillo, para entonces dueño de la única fábrica de pinturas existente en el país.

Asimismo, el mercado de venta de pinturas se ha dinamizado con la construcción de miles de aulas escolares por parte del Gobierno, ya que cada una de las escuelas construidas o remodeladas llevan consigo la pintura como componente vital para el embellecimiento.

Las fábricas de pinturas tienen en el Ministerio de Obras Públicas y otras entidades del Estado dedicadas a la construcción de obras, a clientes favorables que garantizan la compra permanente de sus productos.

Durante la gestión actual, el Ministerio de Obras Públicas inició un programa para pintar los edificios construidos por el Estado en distintos puntos del país.

La iniciativa se aplicó para los edificios que bordean el corredor elevado de la avenida 27 de Febrero, en el sector Don Bosco, pero la práctica no continuó en otros sectores.

En el país también se fabrica la materia prima que se utiliza para la producción de los diversos tipos de pintura.

¡Suscríbase al boletín!

Suscríbase para recibir en su correo las noticias más importantes sobre economía y finanzas.
SUSCRIBIRME
close-link