Periódico elDinero

Palestra económica

La pobreza no está muy lejos de aquí

Jairon Severino Por: Jairon Severino 0 Compartir 12 de octubre, 2015

La economía dominicana ha mostrado niveles de crecimiento envidiables en la región. La Cepal prevé que sólo nuestro país y Panamá cerrarán 2015 con números positivos. ¿Qué sucede que este bienestar que generamos no llega a todos?

Un ejemplo de que la pobreza está en nuestras narices, o sea, muy cerca del principal centro urbano del Caribe, es la carretera entre Maimón y Peralvillo, en la provincia Monte Plata. Es una vía entre bosques y comunidades de gente que lo único que ha demostrado es una capacidad de adaptación increíble.

La pobreza extrema es lo único que se respira por doquier. El fin de semana pasado, por casualidad, tuve que transitar este camino vecinal… bueno, no llega a camino vecinal; más bien es un “chucho” lleno de zanjas “tragavehículos”, con una estrechez que impide el tránsito con seguridad.

La realidad es tan horrenda o quizá indescriptible que un trayecto que pudiera transitarse en 15 minutos toma más de una hora.

Manuel Antonio Ruiz, residente en la comunidad del Cruce de Río Verde, una de las que están ubicadas a orillas de la carretera, cuenta que ya ni esperanza les queda a los residentes de esa zona. Narra que es prácticamente imposible sacar a un enfermo al hospital y que una mujer embarazada debe salir con días o semanas antes del parto para no arriesgarse.

Sus penurias, según dice, son tantas que los comunitarios lograron llevar el tendido eléctrico con algunos transformadores, puestos sobre estructuras que ellos mismos construyeron, pero que lamentablemente duran hasta semanas sin energía cuando algún cable se cae, pues Edeeste “casi no se asoma”.

La realidad que narra Ruíz es similar en comunidades como El Guineo, Los Mosquitos, Piedra Azul y hacia la carretera de Bulla. Cuando se toma la carretera sólo es transitable hasta Los Martínez, pero luego de ahí comienza la penuria de un camino que lo menos que parece es una vía hacia donde viven seres humanos.

¡No perdamos las esperanzas de ver el desarrollo equitativo!