Economía dominicana se ha duplicado en últimos diez años

Periódico elDinero

Finanzas

Economía dominicana se ha duplicado en últimos diez años El producto interno bruto pasó de US$33,431 millones en 2005 a US$64,053 millones al cierre de 2014

Jairon Severino Por: Jairon Severino 0 Compartir 7 de Septiembre, 2015

La economía dominicana mantiene un ritmo de crecimiento por encima de sus pares en el Caribe y Centroamérica. En los últimos diez años el país ha logrado duplicar el producto interno bruto (PIB), al llevarlo de US$33,431.1 millones en 2005 a US$64,053 millones al cierre de 2014 y con expectativas de crecimiento superior al 6.5%, lo significa cerrar el año en US$68,160 millones.

Según estadísticas del Banco Mundial (BM), que comparan el comportamiento del PIB cada año, la productividad de la economía local, partiendo de 2005 a la fecha, ha sido dos veces superior al resto de los períodos anteriores.

Los datos establecen que el ingreso per cápita de los dominicanos también se ha duplicado (2.08 veces) al pasar de US$2,860 en 2005 a US$5,950 al cierre de 2014. Partiendo de las cifras de crecimiento previstas por las autoridades del Banco Central esta variable podría finalizar 2015 sobre los US$6,300.

Respecto al comportamiento del producto, los resultados año tras año establecen un crecimiento constante.

En 2010 el PIB del país alcanzó, por primera vez, superar los US$50,000 millones, al finalizar en US$53,042 millones. Entre 2012 y 2014 la economía dominicana generó US$185,608.6 millones, que en comparación con los tres años anteriores, que fueron US$158,955.1 millones, representa un crecimiento absoluto de US$26,653.5 millones, equivalentes a 16.8% en el trienio.

El consumo de electricidad es una de las variables económicas tomadas en cuenta para establecer el nivel de desarrollo de un país. De acuerdo con datos colgados en la página del BM, el consumo de kilovatio hora por habitante en 2005 era de apenas 1,202, pero ahora está sobre los 1,455.1, lo que equivale a un aumento absoluto de 253.1, equivalentes a un 21.1% en los últimos diez años.

Respecto a 2015, la economía dominicana creció 6.4% en el período enero-junio, medida por el comportamiento del producto interno bruto (PIB), según reveló el gobernador del Banco Central, Héctor Valdez Albizu, en el Almuerzo de la Asociación Dominicana de Exportadores (Adoexpo), donde dictó la conferencia “La economía dominicana: retos y oportunidades del sector exportador”.

La revelación del crecimiento de la economía dominicana en los primeros seis meses de este año coloca a República Dominicana con el mayor ritmo de expansión en la región, por encima de Bolivia (4.7), Panamá (4), Colombia (3.7), Honduras (3.6), Paraguay (3.3), Nicaragua (3.3) y las economías de Brasil, Perú, Argentina y Chile que han quedado por debajo del 3%.

Valdez Albizu señaló que todas las actividades crecieron con excepción de la minería que bajó 15% como consecuencia en trabajos de mantenimiento que frenaron la extracción de oro y plata, en febrero, marzo y junio.

Según el funcionario, el crecimiento en el período es como sigue: Construcción (17.1), Enseñanza (9.1), Comercio (8.1), Intermediación financiera (6.5), Transporte (5.9), Zonas francas (5.9), Salud (5.7), Hoteles y Restaurantes (5.3), Manufactura (4.8) y agropecuaria (3.5), está última cayó 10.6% por la sequía que afectó al país en la primera mitad del año.

Según la información dada a conocer por Valdez Albizu, en agosto el índice de precios al consumidor (IPC) fue de apenas 0.32%, no obstante el alza en los precios de los alimentos, que fue compensada por la reducción en los precios de los combustibles.

Destacó que la inflación acumulada anualizada fue de 1.17% en los primeros ocho meses y de 0.43% a agosto, inferior al 3.3% al cierre del mismo mes de 2014.

Señala que la inflación quedará por debajo del límite inferior de 4% más o menos 1%. Destacó la fortaleza del sector financiero, que cumple con todas las normas prudenciales. Al cierre de julio 2015, la morosidad de la cartera es de 1.6%.

Perspectivas regionales
Un análisis del Banco Mundial, a manera de perspectiva, establece que la continua caída del crecimiento y menores perspectivas de un repunte sustancial del mismo constituyen un reto para la región de América Latina y el Caribe (ALC), ejemplificado por una ‘nueva normalidad’ con tasas de crecimiento estancadas y un menor margen de maniobra de cara a una salida.

Destaca que en los últimos años las economías regionales experimentaron tasas de crecimiento relativamente bajas, de entre 2% y 2.5% del PIB, lejos de la fuerte expansión de 2003-2012, cuando se registraban tasas superiores al 5%, muy por encima de los demás países emergentes y del G7.

Sin embargo, indica la entidad, se espera un repunte en 2015, aunque no será suficiente para restaurar las anteriores tasas de crecimiento de la región. Esta desaceleración se relaciona a la caída en los precios de las materias primas, a una economía china más lenta y menores inversiones.

El crecimiento promedio de la región se verá lastrado por la desaceleración de economías importantes como Argentina y Brasil. Los puntos positivos incluyen a Panamá, República Dominicana, Nicaragua, Bolivia, Paraguay y Perú (con un promedio esperado para 2015 de 4%-6%). Se espera que México, Chile, Costa Rica y Uruguay se mantengan en la banda del 3%-4%.

Según el Banco Mundial, a los expertos y diseñadores de políticas les preocupa que estas perspectivas más acotadas pongan en peligro las conquistas sociales de la última década y empujen a las economías latinoamericanas hacia la llamada trampa del ingreso medio —cuando las perspectivas de desarrollo de un país se estancan.