Periódico elDinero

Desayuno Financiero

Haití recibe la mitad de la exportación de cemento dominicano Haití es un “mercado natural” de destino del cemento excedente

Windler Soto Por: Windler Soto 0 Compartir 27 de julio, 2015

La sobreoferta de cemento hace que las empresas del sector tengan que exportar sus excedentes. Haití es el principal mercado.

La exportación de cemento asciende a 1.5 millones de toneladas anuales, de las cuales 800,000 atraviesan la frontera. Haití recibe el 53% de las ventas internacionales.

Este volumen, de todas las exportaciones, representa entre el 30% y 35% de la producción nacional, estima la Asociación Dominicana de Productores de Cemento (Adocem).

Argos tiene una molienda en Haití que básicamente recibe clínker y culmina allá el proceso, que constituye el único medio de producción en ese país.

Además de Haití, la industria local suple a todas las islas del Caribe y ha realizado algunas incursiones en Brasil. Esos mercados reciben las 700,000 toneladas restantes.

Además, espera ingresar a Puerto Rico. A pesar de que las empresas cementeras colocan sus productos en el resto del Caribe, su modelo de negocio se sustenta sobre la demanda dominicana, debido a que los precios internacionales no resultan demasiado atractivos.

“Los excedentes hay que colocarlos en mercados internacionales, pero normalmente el foco de interés es el mercado local”, explica el presidente de Adocem, Gabriel Ballestas.

Tecnología
Durante el Desayuno Financiero de elDinero, Ballestas resaltó que la industria dominicana del cemento ha tenido un continuo proceso de actualización tecnológica, lo que le ha permitido colocarse a la par de otras empresas internacionales.

Los proyectos más jóvenes han abierto operaciones con tecnología eficiente y respetuosa con el medio ambiente, añadiéndose a las buenas prácticas que han prevalecido durante años en la industria local, según el presidente de Adocem.

“Nuestras optimizaciones nos han colocado a la altura de cualquier otro país”, concluyó el empresario.

La asociación vela por el futuro del sector
Aunque la Asociación Dominicana de Productores de Cemento (Adocem) tiene más de 18 años de funcionamiento, hace poco más de seis que tomó nuevos bríos y comenzó un proceso más activo en la defensa de los intereses de sus asociados, según Julissa Báez, directora ejecutiva.

La organización aspira a que las siete empresas que conforman el sector formen parte del gremio. Hasta el momento, solo cuatro han dado el paso: Argos, Cementos Cibao, Domicem y Cemex. Esperan por Cementos Andino Dominicano, Panam y Cemento Santo Domingo.

“Los temas que la asociación trata son de interés común, y relacionados al crecimiento y el apoyo de la industria del cemento. Siempre nos enfocamos en cómo hacemos para ampliar el consumo de cemento en República Dominicana, cómo hacemos para que nuestra industria avance más, para que la producción sea más ambientalmente sostenible”, señaló.

Báez afirmó que Adocem ofrece capacitación y respuesta en los momentos críticos que puedan afectar el buen funcionamiento de la industria. De esta manera destaca el “valor agregado” que significa pertenecer al sector.

“El esfuerzo que puede hacer una compañía sola no será nunca igual al que pueden hacer juntas en lo que tiene que ver con promoción de nuevos usos, políticas pública, capacitación”, agregó. Báez resalta los avances de la industria a nivel de tecnología, de inversión y calidad de la producción.

Es por ello que 330 miembros de la Federación Interamericana del Cemento visitaron recientemente las empresas locales, con el fin de intercambiar experiencias y constatar los avances técnicos del país.
La directora ejecutiva de Adocem considera que los materiales con los que se produce el cemento son de alta calidad.

Destacan ventajas calles de cemento
Una de las principales metas de Adocem es lograr que las autoridades del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones consideren como una opción factible al cemento para la construcción de importantes obras de infraestructura vial.

¿Sus argumentos? El cemento ofrece una vida útil mayor, mejores niveles de seguridad y reducción de costos de mantenimiento.

Los productores de cemento consideran que uno de los obstáculos más grandes a la hora de proponer el concreto como material de construcción de carreteras es la idea de que tiende a desgastarse más rápido y que produce ruidos incómodos al transitar.

Según Francesco Cardi, asesor de la Asociación de Productores de Cemento (Adocem), la superficie del concreto permite crear rugosidades que aseguran el agarre en la carretera. También aclara que las nuevas técnicas de construcción de vías evitan los sonidos incómodos al atravesar las uniones de los bloques de pavimento.

“Sería económicamente viable en este país y además permitiría la conservación de divisas utilizadas en la compra internacional de petróleo. Permitiría la optimización de una capacidad instalada que tiene el país y la generación de empleos”, argumentó.

¡Suscríbase al boletín!

Suscríbase para recibir en su correo las noticias más importantes sobre economía y finanzas.
SUSCRIBIRME
close-link