Periódico elDinero

Cine financiero

Still Alice El drama de una mujer afectada por una incurable enfermedad

Máximo Jiménez Por: Máximo Jiménez 0 Compartir 8 de mayo, 2015

El cine que aborda el drama de las enfermedades está colmado de admirables interpretaciones, recreadas por actrices y actores que pueden ir desde la niñez, pasando por la juventud o la vejez. Quizás es el cine que mejor retrata estas historias dramáticas que, al mismo tiempo, ha recibido el aplauso del público y la bendición de la crítica.

Muchas de esas películas -y es el caso de Still Alice- están por debajo de las interpretaciones a que hacemos referencia, y Julianne Moore se traga literalmente cualquier otro intento de sobresalir por encima de su angustiante personaje, una profesora de lingüística de la Universidad de Columbia de Nueva York, que llega a padecer de Alzheimer cuando todavía es relativamente joven.

Moore, con cinco nominaciones al Oscar, premio que finalmente recogió, precisamente, por su trabajo en esta película como Mejor Actriz, se mete en la piel de esta profesora que no puede concebir su destino fatal: una profesora apasionada que se ve obligada a abandonar su trabajo debido a los efectos del Alzheimer.

Un trabajo escrito y dirigido a dos manos por Richard Glatzer y Wash Westmoreland, adaptación cinematográfica del libro de Lisa Genova, Still Alice, retrata con fidelidad desde el principio cuando la paciente es diagnosticada con la enfermedad y el avance progresivo que no solo incide en ella, sino en cada uno de los miembros de su familia, naturalmente.

La película pierde considerablemente cuando se aleja de la realidad de su personaje central, y aún cuando su contraparte es un Alec Baldwin que suele brillar con luz propia, pocos momentos alcanzan la efectividad que transmite la veterana actriz estadounidense nacida el 3 de diciembre de 1960. Pasa lo mismo con el resto del elenco, las dos hijas y el hijo de este matrimonio de una familia de clase media.

De todas maneras, el crédito debe concedérsele a Glatzer y Westmoreland, aún cuando este tipo de historias suelen tener casi siempre una alta dosis de predecibilidad, construyen un relato creíble que gradualmente va ganándose las emociones, las lágrimas que trae el sufrimiento de la ficción fílmica medianamente bien planteada.

Still Alice no es esa gran película, no se acerca a historias del género como Philadelfia o Lorenzo’s Oil, pero tiene a su favor el vibrante trabajo de una Julianne Moore que saca sus recursos interpretativos más sobrecogedores, y onza por onza, ganó muy merecido el primer Oscar de su carrera.

Richard Glatzer
Nacido en Queens, Nueva York, el 28 de enero de 1952, estudió filología inglesa en la Universidad de Virginia, dio clases de guión en la Escuela de Artes Visuales de Nueva York, y se sentía orgulloso de haber sido amigo del legendario Frank Capra.

Dirigió cinco cintas, la primera de 1993, y la última Still Alice, que le mereció reconocimiento, aunque no tuvo tiempo de disfrutarlo, ya que murió el 10 de marzo de este año, luego de un tiempo de lucha contra la esclerosis lateral amiotrófica (ELA).

FICHA TÉCNICA
Título original: Still Alice.
Directores: Richard Glatzer y Wash Westmoreland.
Intérpretes: Julianne Moore, Kristen Stewart, Kate Bosworth, Alec Baldwin, Hunter Parrish.
Guionistas: Richard Glatzer y Wash Westmoreland, sobre la novela de Lisa Genova.
Año: 2014.

¡Suscríbase al boletín!

Suscríbase para recibir en su correo las noticias más importantes sobre economía y finanzas.
SUSCRIBIRME
close-link