Periódico elDinero

Hablemos de seguros

Propuesta para mi candidato

Osiris Mota Por: Osiris Mota 0 Compartir 23 de junio, 2020

El próximo 5 de julio tenemos pautadas las elecciones generales para elegir los nuevos representantes congresuales y el ejecutivo o Presidente del país y aunque tengo mis preferencias voy hacer pública una sugerencia sobre un proyecto que he venido impulsando entre autoridades e instituciones que entiendo tienen la responsabilidad y la preocupación de solucionar los problemas en cuestión.

En el 2004 cuando el partido de gobierno ganó de nuevo las elecciones, después de un desastroso periodo de gobierno del hoy PRM, hice una propuesta al Ministro de Interior y Policía para que una póliza que cubría los accidentes de balas perdidas fuera convertida a un Fideicomiso de Balas Perdidas e Indemnización a las Familias de los Policías Caídos en Servicio.

Para la época no existía la Ley No. 189-11 sobre Desarrollo del Mercado Hipotecario y el Fideicomiso de República Dominicana, pero como ya tenemos el referido marco regulatorio, solicito que este programa que aún existe, se implemente para beneficio de la institución por siempre, debido a que la ley fortalece los programas con transparencia en el financiamiento y uso de los recursos.

Proyecto de repatriación de cadáveres

Mi intención esta vez es resolver el problema de la cobertura de los costos de expatriación y sepultura de los cadáveres de dominicanos que mueren fuera de la nación. Es muy penoso las vicisitudes que sufren nuestros dominicanos para traer sus familiares para darle sus sagradas sepulturas, donde en ocasiones tienen que pedir ayuda para lograr sus objetivos, si es que el consulado del país donde ocurre dicha muerte no se hace responsable de sus gastos.

Cuando nuestro amigo Monchi Rodríguez estaba al frente de la Dirección de Pasaportes, lo apoderé del proyecto que aceptó gustosamente, sometiéndose a su departamento jurídico para su estudio, pero le sorprendió la muerte y allí murieron nuestras intenciones, porque aunque hice esfuerzo con la nueva dirección, no hemos tenido la acogida necesaria para que sea una realidad.

Ahora ¿por qué acudí a la Dirección de Pasaportes? Porque el proyecto se financiará con un cargo muy mínimo a todos los pasaportes emitidos y renovados cada año, adquiriendo el propietario el derecho de la repatriación en caso de sorprenderle la muerte fuera de su país sin que tenga que ser una carga para su familia.

Actualmente el Ministerio de Relaciones Exteriores le vende una póliza a los que pueden pagarla, en el caso del Fideicomiso de Repatriación de Cadáveres el cargo sería muy inferior, ya que no existirían intermediarios ni costos adicionales para solventar dicho proyecto, que bien podría ser ejecutado con nuestra Fiduciaria Reservas o cualquiera otra de las existentes, que administrarán los fondos mientras los mismos se incrementan, al sumar los intereses ganados.

Con frecuencia, cuando los proyectos son muy generales y comunes, sin que en lo particular nadie se beneficie, son muy pocos los que los asumen. Eso tiene los proyectos que siempre he presentado, porque lo hago con la intención de que el Estado resuelva un problema a los ciudadanos en general. Este proyecto tiene esa vocación, como dos más de los que daré los detalles en mis próximos artículos y que espero que las próximas autoridades, tengan la voluntad de hacerlo realidad, Dios mediante.

¡Suscríbase al boletín!

Suscríbase para recibir en su correo las noticias más importantes sobre economía y finanzas.
SUSCRIBIRME
close-link