Periódico elDinero

Autos

Santo Domingo Motors cumple su primer siglo de existencia

Massiel de Jesús Por: Massiel de Jesús Santo Domingo 0 Compartir 19 de marzo, 2020
ejecutivos santo domingo motors

Mejorar y facilitar la movilidad de sus clientes acorde a la vanguardia, capacitar su capital humano, ofrecer calidad en sus productos e innovar y evolucionar a la par de las nuevas tecnologías asociadas al sector, son características que han distinguido a Santo Domingo Motors Company, durante sus 10 décadas.

Así lo definió Aníbal Rodríguez, vicepresidente de la empresa automotriz que se inició en 1920 y que el próximo 12 de septiembre arriba a sus 100 años de presencia en República Dominicana.

Es la empresa más antigua del sector automotriz local y distribuye las marcas japonesas Nissan, Infiniti y Suzuki, así como las motocicletas Yamaha.

“Más que vendedores de vehículos, somos proveedores de soluciones”, enfatiza Rodríguez sobre la empresa pionera en la distribución y venta de los automóviles del país y que se ha fortalecido, además, por sus proyectos de responsabilidad social.

Recordó que la compañía, que cuenta con más de 600 colaboradores, nació de la mano de don Amadeo Barletta, quien a sus 25 años de edad decidió emprender un negocio automotriz cuando eran muy escasos los automóviles. En su primer año de operaciones sólo vendió tres vehículos.

Hoy, un siglo después, “sin una duda, es la compañía que más carros ha vendido en este país”, resaltó el ejecutivo, al precisar que el Chevrolet 490 fue el primer modelo que la compañía comercializó, en 1920.

Asegura que el éxito de la empresa, que ha pasado por múltiples vicisitudes desde la destrucción que provocó el huracán San Zenón en 1930, las presiones de la dictadura de Trujillo y la Guerra Civil de 1965, se debe a sus clientes, ya que los mismos, afirma, son su principal combustible.

Valor

“El vehículo no es un elemento de transportación, dependiendo de quién lo tiene, se convierte en una herramienta de sustento y lo que Santo Domingo Motors quiere es garantizar a todos sus clientes que ese vehículo va a estar más hora en operaciones que cualquier otro producto en el mercado nacional”, subraya.

“El propósito de nuestra organización es facilitar y mejorar la movilidad de las personas en cada etapa de sus vidas, haciendo que la gente avance, creando experiencias memorables”, expresa Rodríguez. Agrega con entusiasmo que el objetivo es poder mantenerse por 100 años más. Tal cual lo dejan ver en su logotipo, ser “infinitos”.

Santo Domingo Motors cuenta con una sólida red de distribuidores para poner sus marcas a disposición de sus clientes a lo largo de todo el territorio nacional. La filosofía de la empresa es que cada distribuidor de la compañía tiene la obligación de dar el servicio de post-venta a sus clientes. “Hoy en día todos nuestros dealers tienen instalados sus talleres con buena infraestructura. Ahí damos la garantía de los vehículos. En donde usted compró un vehículo de sus marcas, en ese lugar le damos dar el servicio”, acotó.

En los próximos tres años la compañía contempla expandirse a otras provincias del territorio nacional, como Punta Cana y, en Santo Domingo, en la avenida Luperón. Actualmente tiene presencia en Santo Domingo y en Santiago, de manera provisional.

“Tenemos un proyecto de expansión con inversiones cercanas a los US$40 millones. Santo Domingo Motors de manera directa va a tener más presencia en el mercado”, puntualizó.

Actividades

Con motivo a su año centenario, la empresa organizará diversas actividades durante 2020, enfocadas en aportar al desarrollo, sostenibilidad y seguridad del sector automotriz dominicano, de acuerdo con Paola Soto, gerente de Comunicación de Santo Domingo Motors.

Soto explicó que se realizará un foro, en las primeras semanas de septiembre, con expertos nacionales e internacionales en este sector para abordar temas sobre el futuro de la movilidad, mejores prácticas y apoyo a regulaciones que contribuyan a organizar cada vez mejor el sector.

Con su cronograma de actividades, la compañía procura contribuir al acervo histórico de la industria, a la vez que desarrolla una serie de experiencias para el público que contribuyan al mejor conocimiento de las realidades y retos del sector hacia el futuro, dijo Soto.

“El ayer nos representa, el mañana nos mueve”, recuerda. “El ayer nos representa, porque 100 años son el aval de nosotros para poder hablar de temas que le interesan al país que evolucionen en el sector, y el mañana nos mueve es una clara aseveración que hace la compañía de que nosotros vamos a seguir”, puntualizó.