Periódico elDinero

Visión Empresarial

Crisis sanitaria global y elecciones municipales de RD

Franklin Vásquez Por: Franklin Vásquez 0 Compartir 12 de marzo, 2020

Los datos que llegan de casi todo el mundo dan cuenta de una crisis sanitaria global, cerca de convertirse crisis económica con cara de recesión mundial, algo realmente nunca visto en la historia de la humanidad, al menos en tiempos recientes.

La caída de los precios internacionales del petróleo de referencia internacional, entre un 10% y un 15% a partir de las medidas tomadas por Arabia Saudita, solo comparadas con las caídas sufridas en medio de la Guerra del Golfo Pérsico a principios de la década del 90, es uno de los efectos más severos que esta expansión del coronavirus estará dejando tras de sí.

Estando Europa entera casi en cuarentena y, en particular, Italia cerrada que nadie entra ni sale, España que va por el mismo camino, mientras que Francia y Alemania toman medidas extremas para disminuir la expansión del coronavirus, parecería una situación de caos que amenaza con mutar también a las economías.

En efecto, el turismo en franca recesión mundial, en tanto que el comercio internacional sufre su mayor ralentización en años, las estimaciones indican que el coronavirus ha costado a la economía global, a marzo del 2020, unos 50,000 millones de dólares, cifra que es como para preocuparse.

Habiendo infectado a más 126,000 en todo el mundo, al martes de esta misma semana, el coronavirus continua generando pánico e incertidumbre, sobre todo porque las muertes sobrepasan las 4,600 en todo el globo terráqueo. Frente a esta situación, los mercados financieros internacionales también han reaccionado con preocupación y pánico a la vez, pues solo el Dow Jones sufrió una caída estrepitosa de un 7.8% en esta misma semana, generando alerta máxima en Wall Street, y llevando a la suspensión de las operaciones de compraventa de acciones debido al desplome de las cotizaciones.

Lo más preocupante, sin embargo, es que no se vislumbra en el corto plazo un cambio en el proceso de expansión del coronavirus en todo el mundo, por lo que tampoco se sabe el tiempo que tardará la economía mundial en recuperarse de esta pandemia.

Mientras el hacha va y viene, el patio dominicano aun no toma en serio las implicaciones que tendría la expansión del coronavirus en el país. Por ejemplo, y a pesar de la alerta mundial de reducir los conglomerados, los mítines multitudinarios que realiza la partidocracia dominicana constituyen el mejor paradigma de lo que no se debería hacer en este momento, lo mismo que las reuniones a puerta cerrada de los diferentes partidos, los mano a mano inservibles de los candidatos a las alcaldías, o los encuentros para un pacto político que acabará en el mismo sitio, es decir, dejando todo igual. Pero, como alguien dijo en algún momento, parecería que Dios nació en algún lugar, pero duerme en República Dominicana; solo así se explica que, viviendo espaldas a la realidad, no pase nada.

¡Suscríbase al boletín!

Suscríbase para recibir en su correo las noticias más importantes sobre economía y finanzas.
SUSCRIBIRME
close-link